Acuerdo México/UE: ¿qué consecuencias?

17 November 2005
Article
 

Acuerdo México/UE: ¿qué consecuencias?
BBC Mundo, 28 de noviembre de 2002

Más de 200 participantes de México y la UE participaron del foro. Escribe Andrés Patuelli, desde Bruselas, para BBC Mundo Mayor transparencia sobre los efectos del tratado de libre comercio firmado hace dos años entre México y la Unión Europea (UE). Fue lo que pidieron decenas de organizaciones civiles de ambas partes en el "Primer foro de diálogo social" entre México y la UE, que se llevó a cabo esta semana en Bélgica. Éstas consideraron insuficiente e incluso contradictoria la información disponible sobre los beneficios del acuerdo. Confusión estadística Según la UE, en los primeros 18 meses de entrada en vigencia del acuerdo, el comercio bilateral ha crecido un 28,6%: las exportaciones mexicanas a la Unión aumentaron un 44,1% mientras que las ventas europeas al mercado mexicano crecieron el 23%.

"Sin embargo, datos del gobierno mexicano indican que las importaciones desde Europa son mayores que nuestras exportaciones a esta región", explicó a la BBC Manuel Pérez, de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio (RMALC). Pérez fue uno de los más de 200 representantes de organizaciones civiles mexicanas y europeas que participaron de este encuentro. Valor agregado Manuel Pérez relativizó también la apreciación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), según el cual las exportaciones mexicanas a la UE son una excepción en América latina. El BID sostiene que mientras el grueso de las exportaciones latinoamericanas a la UE son materias primas, las exportaciones europeas son formadas principalmente por productos con mayor valor agregado. "Sí, pero hay que ver el componente de ese valor agregado", dijo Pérez. "Los insumos son partes que vienen de afuera que sólo se ensamblan en México.

Además, la gran mayoría de esas exportaciones son realizadas por empresas europeas instaladas en México, como la Volkswagen". "Esto no arrastra al resto de la economía nacional. Lo ha reconocido incluso el Banco Nacional de Comercio Exterior al decir que el esquema actual del acuerdo comercial beneficia difícilmente a las pequeñas y medianas empresas".

Comité consultivo y observatorio social En el foro realizado en Bruselas, la UE estuvo representada por Francisco da Cámara, director para Latinoamérica de la Comisión Europea y el gobierno de México, por el embajador de dicho país ante la Unión, Porfirio Muñoz. Las organizaciones civiles les propusieron la creación de una instancia (se habla de "Comité consultivo mixto" y de "Consejo económico y social") destinada a dar recomendaciones al "Consejo conjunto", formado por los ejecutivos de México y de la UE. Esta instancia contaría además con los servicios de un "Observatorio permanente" para estudiar las consecuencias sociales, económicas y medioambientales del acuerdo. Respaldo de la UE y de México Ambas autoridades dijeron respaldar estas iniciativas. "Yo soy promotor de la creación del Comité económico y social en México", afirmó a la BBC el embajador Muñoz. "Incorporar la sociedad civil en espacios específicos me parece muy importante. He luchado toda mi vida por eso". Francisco da Câmara declaró, por su parte, que "daremos todo el respaldo necesario a ese tipo de iniciativa". Agregó que "es muy importante tener un mecanismo de monitoreo de la sostenibilidad del acuerdo y que los beneficios del acuerdo llegan a todas las partes de la población mexicana y europea".

Pero precisó que la decisión final no depende de la Comisión Europea: "El Consejo económico y social mexicano es una decisión que deben tomar las autoridades mexicanas. Y luego veremos cómo podemos cooperar con esta institución.

Respecto al observatorio, da Câmara señaló que le parece "una buena idea". "Ahora hay que definir de qué tipo de institución estamos hablando. Quién lo va a crear, bajo que estatuto, quién lo integra, y que tipo de poderes va a tener. Lo importante no es crear instituciones, sino saber qué papel tienen".