"Pasta, plata, plomo y poder"

28 April 2011
Article

El número de abril de la Agencia Latinoamericana de Información ALAI, ‘América Latina en movimiento’ se titula “Pasta, plata, plomo y poder” y está dedicado al tema de las drogas y la violencia.

Entre los diversos textos que componen este número resaltamos en particular el artículo de Ricardo Soberón, “Las tendencias del narcotráfico en América Latina”. Soberón explica cómo los países de América Latina están cada vez más comprometidos en la geopolítica del narcotráfico, sea por la violencia descontrolada, la corrupción institucional o la simple ineficiencia de las agencias encargadas de reprimirlo. El artículo destaca las principales características que perfilan las nuevas formas que ha adquirido el narcotráfico en la región.

El artículo de Coletta A. Youngers titulado “Cuatro décadas de fracasos. La ‘guerra contra las drogas’ de EE.UU.” hace un examen crítico retrospectivo a la política estadounidense para las drogas desde que Richard Nixon lanzara su ofensiva a comienzos de los años setenta. La esperanza que trajo el nuevo Gobierno de Obama pronto quedó descartada. Sin embargo hay vientos de cambio provenientes de la región latinoamericana expresados en una serie de iniciativas que buscan promover el debate, reconociendo el fracaso de las políticas actuales y sus consecuencias. Youngers concluye que, “Ha llegado el momento para que América Latina comience a tomar la iniciativa, al decir no a la ‘guerra contra las drogas’ de EE.UU. y a trazar un rumbo alternativo.

En una entrevista con el abogado colombiano Rodrigo Uprimny, sobre los niveles de violencia que aquejan la región, el jurista parte de que América Latina es la región más violenta del mundo, pero también es la más desigual. No se trata de una mera casualidad, por lo que es clave “construir políticas de seguridad que partan del carácter profundamente desigual de la sociedad latinoamericana”.

Diego Giacoman Aramayo propone tres hipótesis para un debate necesario y urgente sobre reorientación de políticas y reformas legales en materia de drogas en Bolivia. Plantea también la urgencia de abrir un debate serio y documentado sobre las políticas de interdicción, analizando si es su radicalización los que permitirá eliminar el narcotráfico o si, por el contrario, es necesario buscar políticas más eficaces y humanas que tengan en cuenta, entre otros, la protección de los derechos humanos.