Estados Unidos está dispuesto a pedir la extradición de Pinochet

10 April 2000
Article

Llega a Chile un equipo del Departamento de Justicia de Estados Unidos para investigar el asesinato de Letelier y Moffitt en Washington en 1976.

Authors
Published at
La Tercera (Chile)

El diplomático explicó que el viaje de los fiscales norteamericanos y agentes del FBI estuvo motivado por la convicción de que existen nuevos antecedentes que podrían dar lugar a nuevas acusaciones. Sin embargo, precisó que si algún involucrado fuera inhabilitado por las cortes chilenas, por motivos de salud, la justicia de su país estaría obligada a aceptarlo.

A dos semanas del arribo del equipo del Departamento de Justicia de Estados Unidos, integrado por dos fiscales, tres agentes del FBI y dos traductores, ya han sido interrogados seis de los 42 personeros vinculados al régimen militar incluidos en la lista del exhorto que envió ese país.

Su objetivo es conseguir la evidencia necesaria para dar con todos los responsables del asesinato del ex canciller chileno, Orlando Letelier, y su secretaria Ronnie Moffit, perpetrado en el corazón de la capital norteamericana y calificado por el gobierno de Bill Clinton como el "peor caso de terrorismo internacional ocurrido en Washington DC".

El embajador de Estados Unidos en Chile, John O'Leary, aseguró que en esta nueva etapa se ha conseguido nueva evidencia y documentos que bien podrían decantar en una acusación formal de un gran jurado e incluso una solicitud de extradición.

Cuál es la intención de la Fiscalía de los Estados Unidos al enviar a dos de sus agentes a Chile?

Los asesinatos de Orlando Letelier y de Ronnie Moffit, perpetrados el 21 de septiembre de 1976, y las heridas causadas a Michael Moffit constituyen el peor caso de terrorismo internacional ocurrido en Washington DC. Debido a la gravedad de este hecho y la conclusión del Departamento de Justicia, de que simplemente no tenían toda la evidencia necesaria para cerrar el caso, se decidió reactivar la investigación y buscar nueva evidencia en Chile. Obtenida la autorización de la Corte Suprema, acá en Chile, el Departamento de Justicia envió un equipo integrado por dos fiscales, dos ó tres agentes del FBI y un par de traductores. Ellos están aquí para ayudar en la recolección de evidencia. Y si bien no pueden estar presentes en los interrogatorios, sí pueden entregar a nuestro abogado chileno -Alfredo Etcheberry - el testimonio y la evidencia recogida.

Hasta dónde está dispuesto a llegar el Departamento de Justicia antes de concluir que la investigación terminó y el caso está cerrado?

En una primera etapa, el Departamento de Justicia, incluyendo al FBI,recogen la evidencia en Chile. Concluido este capítulo, ellos resolverán hasta dónde llega esa investigación, hacia dónde los lleva y dónde quieren juzgar la evidencia. Hoy, ellos han escogido a 42 personas a las que les quieren tomar testimonio. Cuando determinen que hay evidencia para justificar presentar una acusación formal criminal se llegará a la segunda etapa en que el Departamento de Justicia y sus abogados irán a un gran jurado para presentar esta evidencia. Ese gran jurado decidirá si hace una acusación formal o no. Si se obtiene y el acusado está fuera de los Estados Unidos, entonces llega a resolverse si se pide o no la extradición.

Si esta investigación ha estado abierta en los últimos 24 años, por qué ahora, a 10 meses del término de la administración de Bill Clinton, recobra un nuevo auge?

A través de estos 24 años han habido juicios en Estados Unidos y en Chile. También personas
que se han declarado culpables sin pasar por un juicio. No puedo decirle puntualmente qué es lo que motiva al Departamento de Justicia en la etapa actual, pero ellos piensan o pensaron que era posible obtener evidencia adicional y que valía la pena obtenerla. Lo que hoy se está obteniendo es nuevo, lo mismo que los documentos.

Carriles independientes Cómo influyó la detención del general (R) Augusto Pinochet y por qué Estados Unidos esperó a que él estuviera de vuelta en Chile para enviar a estos fiscales?

Estos han sido dos carriles independientes de investigación. El Departamento de Justicia encargó sus cartas rogatorias en agosto de 1999,cuando el proceso de Londres ya estaba en marcha. Entonces no había ninguna manera de saber cuál iba a ser el resultado de ese proceso. Además, la decisión de la Corte Suprema de Chile es lo que definió los momentos. El hecho de que esta decisión (la venida de los fiscales) se hiciera después del regreso del senador Pinochet es algo que la Corte Suprema determinó. La clave aquí es que el caso Letelier es totalmente independiente y propio.

Además, Estados Unidos apoyó la posición del gobierno chileno en Londres...

Estados Unidos fue siempre muy claro en la posición que asumió respecto al proceso en Londres y fuimos muy consistentes durante esos 16 meses. Estados Unidos aprecia la posición legal asumida por el gobierno chileno en Inglaterra, en materia de jurisdicción. Durante todo ese litigio y también ahora en nuestro caso han sido consistentes, al reconocer la jurisdicción de Estados Unidos para investigar los asesinatos de Letelier y Moffit, porque ocurrieron en Washington DC.

Existe hasta ahora evidencia real para implicar al general (R) Pinochet con el asesinato de Orlando Letelier?

No corresponde a un embajador especular sobre la existencia de evidencia o comentar acerca de ella. Pero se comenta que hay material de la CIA, aún no desclasificado, que implicaría al senador vitalicio. En esta investigación, el Departamento de Justicia ha dicho que tiene un privilegio: sacar a la luz información que tiene que ver con un caso legal criminal que está accesible. Hay documentos relacionados con este tema que no han sido desclasificados debido a que el Departamento de Justicia los considera relevantes. Sin embargo, en algún momento se publicarán, pues tenemos una tercera y final etapa de desclasificación este año y en algún momento este ministerio va a tener que decidir si continúa con su investigación o si la va a concluir cuando estos escritos se den a conocer.

Si la evidencia de la Fiscalía llevara al Departamento de Justicia a pedir el testimonio de Pinochet y este se encontrara inhabilitado por la corte para ser juzgado, por motivos de salud, podría Estados Unidos llevar adelante esa intención?

Si llaman a alguien a dar testimonio bajo la orden de la Corte Suprema de Chile respondiendo a cartas rogatorias de Estados Unidos y se niega aduciendo razones físicas o mentales de salud, es algo que debe decidir el juez que lleva adelante estas diligencias y las cortes nacionales. Las cartas rogatorias son solamente un proceso formal que existe cuando autoridades judiciales de un país quieren obtener evidencia en otro. Y como hemos visto, cuando el gobierno usa ese proceso está obligada a seguir la ley del país donde toma testimonios.

Copyright 2000 la Tercera