Crece el rechazo al Pacto Fiscal de la UE

05 March 2012
Article

Con ocasión de la cumbre de la UE en Bruselas (1-2 de marzo 2012) se realizó un encuentro de activistas y académicos que han hecho un llamado a movilizarse masivamente contra el Pacto Fiscal y exigir la celebración de un referéndum en cada país tal como se hará en Irlanda.

Organizaciones sociales y académicas de trece países europeos, entre ellas Transnational Institute, Corporate Europe Observatory, Greek Debt Audit Campaign, Action from Irland y Ecologistas en Acción, han rechazado durante un seminario en Bruselas el Pacto Fiscal que se ha firmado en la última Cumbre Europea, por amputar derechos fundamentales y democráticos, así como empeorar las condiciones sociales, económicas y ambientales de las mayorías de la población. “El Pacto Fiscal es un ataque brutal a los derechos sociales y laborales, obliga a los Estados a reducir gastos sociales y salarios, y profundiza políticas económicas neoliberales injustas que han causado la actual crisis y crearán una crisis todavía más severa”, denunciaron en víspera de la movilización europea contra las políticas de austeridad de la UE.

El seminario con el título “Time For A U Turn in Europe” realizado en Bruselas buscaba impulsar respuestas coordinadas a nivel europeo de organizaciones y movimientos sociales contra el nuevo Tratado Intergubernamental sobre fiscalidad que profundiza el dominio autoritario de la Comisión Europea sobre las políticas económicas estatales, agravando la hecatombe social y eliminando competencias de los parlamentos nacionales. La UE pretende con el Pacto Fiscal imponer normas de obligatorio cumplimiento “para siempre”, sin que mayorías parlamentarias puedan cambiarlas y que autorizaría a la Comisión Europea, entre otras, de aplicar multas a los Estados que podrían ascender hasta el 1% del PIB, lo que sufrirán los ciudadanos al verse recortado los gastos sociales.

“El déficit fiscal en los países de la UE no ha creado la actual crisis económica, sino gran parte del endeudamiento público es resultado de políticas públicas erróneas y del rescate escandaloso de los bancos y el sistema financiero”, advirtieron los participantes del seminario. “El sector financiero causó el derrumbe de los mercados financieros lo que provocó la crisis económica, desempleo masivo, pobreza y exclusión social, y como consecuencia aumentaron los gastos públicos de los Estados para frenar la caída económica y se han reducido los ingresos fiscales, todo ello ha agravado el déficit”, destacaron.

En rueda de prensa han denunciado el “golpe de estado financiero” de la UE y la “dictadura de los bancos y las multinacionales, que juntos con los tecnócratas de la Comisión Europea, no elegidos democráticamente, y los gobiernos de la UE imponen políticas económicas y fiscales injustas y que sólo transfieren dinero de los contribuyentes a los bolsillos de los banqueros y el gran capital privado”.

Con la excusa de la austeridad se pretende ahora eliminar el derecho a la huelga, los convenios colectivos y aplicar ajustes estructurales que el poder económico lleva demandando desde hace años, como una mayor privatización de los servicios públicos y el abaratamiento del despido.

“Necesitamos derrocar el Pacto Fiscal para poder defender una justicia económica y una democracia real”, explicó Andy Storey, Profesor de Política Económica de la Universidad de Dublín, “aplaudimos la decisión de celebrar un referéndum en Irlanda sobre el Pacto Fiscal y animamos la ciudadanía a movilizar en contra del nuevo tratado y a exigir un referéndum en todos los países de la UE”.

Las organizaciones reunidas en Bruselas han exigido a los gobiernos de “no pagar y eliminar la deuda ilegítima” que fue creada con el salvamento y las subvenciones a los bancos, y de llevar a cabo auditorias integrales y públicas sobre la deuda de los países.

El Grupo de Trabajo de Economía del movimiento 15M de Madrid (http://madrid.tomalaplaza.net/category/grupos-de-trabajo/g_economia/), que también participó en el encuentro, ha denunciado la incorporación del déficit cero en la Constitución española en verano de 2011, y sus tremendos impactos sociales que ya está teniendo esta medida antidemocrática, como los recortes en la educación y la sanidad. También se rechazó la reforma laboral del Gobierno español del derechista Partido Popular que refleja notoriamente las imposiciones de la UE marcadas por el “Semestre Europeo”, adoptado sin debate público en septiembre de 2010, y del Pacto por el Euro (“Six Pack” de la Gobernanza Económica de la UE), adoptado autoritariamente en marzo de 2011 para iniciar reformas laborales y bajar los salarios de la población trabajadora.