Árboles para éxtasis

04 February 2009

Mucha gente cree que el éxtasis es simplemente una droga sintética que sólo se puede fabricar con productos químicos, llamados precursores. Sin embargo, la principal materia prima para producir éxtasis, el safrol, se extrae de varios árboles y plantas en forma de aceites ricos en safrol, también conocido como aceite de sasafrás. En estos momentos, urge impedir el impacto ecológico y la recolecta insostenible de aceites ricos en safrol para conservar unos ecosistemas muy frágiles.

Estos aceites contienen unos niveles de safrol superiores al 80 o 90 por ciento. Normalmente, primero se convierten en precursores químicos y después se desvían de los canales de comercio legal a laboratorios clandestinos de éxtasis. El safrol y sus derivados también tienen muchos usos legales; entre otras cosas, se comercializa en todo el mundo en grandes cantidades como materia prima para las industrias del perfume y de los pesticidas.

La principal zona de producción se encuentra en el sudeste asiático y en China. Los actuales métodos de producción de aceites ricos en safrol ponen en peligro la flora y la fauna de ecosistemas frágiles, e influyen en los medios de vida de la población local. Para producir el aceite, se talan bosques vírgenes enteros; el aceite se destila a partir de la madera, las raíces y los tocones a base de vapor. La madera se corta en pequeños bloques y se tritura. La materia que se obtiene se destila después en grandes cubas de metal que se ponen al fuego durante al menos cinco días. La leña que se necesita para destilar el aceite a base de vapor exacerba los daños.

En junio de  2008, el Gobierno camboyano organizó un espectáculo mediático, quemar 1.278 bidones de aceite rico en safrol, con la ayuda de la Policía Federal Australiana. Sin embargo, quemar aceites producidos de forma ilícita no ayudará a encontrar una solución a largo plazo y podría incluso resultar contraproducente. La erradicación de la producción insostenible de aceites ricos en safrol sólo tiene sentido cuando hay alternativas viables y sostenibles.

Un enfoque más eficaz pasaría por involucrar a todos los actores relevantes: la gente que participa en la recolecta, que debe aprender métodos de colecta y destilación sostenibles; la industria química, que debe producir materias primas de forma responsable y respetuosa con el medio ambiente; institutos académicos implicados en el desarrollo de plantas y métodos de recolección alternativos; y organismos de desarrollo para financiar y elaborar programas de desarrollo alternativo para la producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente de aceite rico en safrol.  

Para más información, véase (en inglés): Harvesting Trees to Make Ecstasy Drug, The Irrawaddy, 3 de febrero de 2009

Tom Blickman, TNI

Martes, 4 de febrero, 2009