¿Quiénes somos?

El Transnational Institute (TNI) desarrolla análisis de vanguardia sobre cuestiones de importancia global, construye alianzas con movimientos sociales de base y elabora propuestas para un mundo más justo y sostenible.

El Transnational Institute (TNI) se creó en 1974 como una red internacional de activistas-investigadores dedicada al análisis crítico de problemas mundiales, tanto presentes como futuros, con vistas a proporcionar apoyo intelectual a los movimientos que luchan por un mundo más democrático, igualitario y sostenible. El TNI desarrolla un amplio abanico de actividades de investigación, incidencia en materia de políticas y fomento de redes de la sociedad civil:

  • Protagoniza un papel pionero y muy respetado en materia de políticas de drogas y aboga por que el control de estupefacientes ilegales se aborde con un enfoque más pragmático, basado en la reducción de los daños.
  • Promueve un modelo de abastecimiento de agua público y participativo como la forma más viable de alcanzar un suministro universal, ayudando en la coordinación de importantes redes regionales e internacionales comprometidas con la reforma global del sector público.
  • Hace frente al dogma de la liberalización comercial que, al igual que la liberalización financiera, ha desembocado en mayores desigualdades y participa activamente en la construcción de alternativas, como la Alternativa Bolivariana para las Américas, basadas en la cooperación y la solidaridad regionales.
  • Participa en actividades de innovación y experimentación con movimientos sociales, partidos políticos progresistas y Gobiernos de todo el mundo, estimulando nuevas ideas y políticas en ámbitos como la democracia participativa, la organización política, la gobernanza urbana y la democratización rural.
  • Funciona como observatorio de las repercusiones sociales y medioambientales del comercio de emisiones y otras respuestas de libre mercado al calentamiento global y trabaja para desarrollar mecanismos alternativos de base comunitaria.
  • Analiza los marcos globales de intervención militar y la proliferación de nuevas infraestructuras de seguridad.