No es una crisis, son muchas

08 May 2013
In the media

Susan George y Carlos Taibo dibujan un mundo al borde del colapso, que solo será posible amortiguar a través de la creación de "espacios de autonomía" que permitan cambiar las reglas del juego.

Los ensayistas y activistas Susan George y Carlos Taibo coinciden en la idea, tantas veces repetida, de que lo que vivimos no es una crisis, sino una estafa. Pero es que además, son varias estafas en una, con víctimas repartidas por todo el planeta, y sus efectos amenazan con colapsar nuestras relaciones económicas y nuestra misma forma de vida.

La francoestadounidense y el español abrieron ayer el tercer foro "Enciende la tierra", promovido por la Fundación CajaCanarias, y lo hicieron con una intervención tan apasionada como preocupante es el panorama que ambos dibujaron con sus palabras.

"Además de la financiera, hay otras crisis en la trastienda", observó Taibo, quien, tras detallarlas -el cambio climático, el encarecimiento de las materias primas, los problemas demográficos, el expolio de la riqueza de los países del Sur, la marginación de las mujeres-, advirtió de que conforman "una combinación literalmente explosiva".

George y Taibo también comparten otra idea, la de que esto no es un ciclo más que será superado tras unos años de sufrimiento. La primera sentenció: "El concepto de crisis implica un punto en el que debe tomarse una decisión, y esto es una situación permanente". El segundo -de verbo tan asombrosamente fácil que no es de extrañar que el moderador del encuentro, Álvaro Marcos Arvelo, recordara que se lo ha descrito como "un hablador profesional"- aconsejó desechar la "visión cíclica de los hechos propia de los países del Norte" y situó al capitalismo en "fase de corrosión terminal".

 

Leer el artículo completo