Que las tierras estén en nuestras manos

31 July 2013
In the media

A muchos les extraña la nueva filosofía de la Política Agraria Común (PAC). Eso de dar subvenciones agrarias al propietario de la tierra y no al agricultor-arrendatario que la trabaja y que genera riqueza con ella (lo habitual en la Región de Murcia) descoloca a cualquiera. Parece un premio a rentistas que ejercen otras profesiones (regadío) y a latifundistas puros y duros (secano).

Hoy día, el fenómeno de apropiación de tierras por parte de multinacionales, especuladores, fondos soberanos y fondos de inversión no se limita a países en vías de desarrollo. Según investigaciones de ONG como el Transnational Institute y Vía Campesina, compañías chinas han comprado grandes extensiones en Bulgaria y corporaciones de capital árabe son ya los principales productores agrícolas de Rumanía. En Alemania, en 1966 había 1,2 millones de explotaciones agrícolas; en la actualidad son 299.000. Dentro de España, en Andalucía, su número ha bajado más del 70% desde 1965: en 2010, el 2% de los propietarios poseía la mitad de las tierras cultivadas.

Leer el artículo completo