Search results

10 items
  1. La regulación del cannabis y los tratados de drogas de la ONU

    16 June 2016
    Policy briefing

    En un momento en que diversas jurisdicciones están promulgando reformas que generan un acceso legal al cannabis con fines distintos a los exclusivamente “médicos y científicos”, las tensiones en torno a los tratados de drogas de la ONU y las nuevas leyes y prácticas de los Estados miembros van en aumento ¿Cómo pueden los gobiernos y el sistema de la ONU abordar estas crecientes tensiones de forma que se reconozcan los cambios normativos que ya se están produciendo y se ayude a modernizar el régimen de tratados de drogas en sí, fortaleciendo así los pilares de la ONU en materia de derechos humanos, desarrollo, paz y seguridad, y el Estado de derecho?

  2. Thumbnail

    Consumo y consumidores de drogas con Catalina Pérez Correa

    14 April 2015

    CatalinaPrezCon el apoyo de Editorial Fontamara dialogamos con Catalina Pérez Correa sobre el libro "Consumo, consumidores de drogas y las respuestas estatales en América Latina" obra donde participan los integrantes del Colectivo de Estudios Drogas y Derecho (CEDD) un equipo multinacional de investigadores con el propósito de analizar el impacto en materia de drogas controladas.

    Ver la entrevista

  3. Thumbnail

    El control de drogas visto desde Washington

    Martin Jelsma
    09 July 2014

    william-brownfieldLa reforma al control de drogas que se está emprendiendo en las Américas, y que presiona los límites del marco jurídico mundial establecido en tres convenciones de la ONU, se ha convertido en un tema delicado. La despenalización de la tenencia para consumo personal en varios países de América Latina y el establecimiento de una sala supervisada para inyección en Vancouver, Canadá, han provocado disputas legales prolongadas con la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), el órgano cuasi-judicial para la aplicación de los convenios.

  4. Thumbnail

    Adicción punitiva

    Rodrigo Uprimny Yepes
    14 December 2012

    prisonsEn América Latina es jurídicamente más grave contrabandear marihuana o cocaína a fin de que pueda ser vendida a alguien que quiere consumirla, que violar a una mujer o matar voluntariamente al vecino. Por ejemplo, en Bolivia, la pena máxima para tráfico de drogas es de 25 años, mientras que para el homicidio doloso, esto es, intencional, es de 20. Y en Colombia la pena máxima por tráfico es de 30 años, mientras que por violar a alguien es de 20 años.

  5. Thumbnail

    Nuevo Estudio: América Latina castiga a ofensores de drogas más que a asesinos o violadores

    05 December 2012

    cedd-square-logoEn América Latina es más grave contrabandear marihuana con el fin de venderla a quien quiere consumirla, que violar a una mujer o matar voluntariamente al vecino, esta es la conclusión de una publicación dada a conocer hoy por el Colectivo de Estudios Drogas y Derecho (CEDD), titulado "La Adicción Punitiva: La desproporción de leyes de drogas en América Latina".

  6. Thumbnail

    Drogas y cárceles en Uruguay

    17 July 2012
    Drogas y cárceles en Uruguay: razones para crear un mercado de marihuana regulado - video

    Con la promulgación de la Ley 19.172 el 20 de diciembre de 2013, el cultivo de marihuana para consumo personal ya no está penado en el Uruguay.
  7. Thumbnail

    Estudio revela patrón sobre encarcelamiento de delitos de drogas en América Latina

    09 December 2010

    Portada-Sistemas_sobrecargadosUn estudio comparativo sobre el impacto de políticas de drogas en los sistemas carcelarios de ocho países latinoamericanos – Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Uruguay – revela que las leyes de drogas han contribuido a la crisis carcelaria que viven estos países porque imponen penas desproporcionadas a los delitos de drogas cometidos, no contemplan lo suficiente el uso de penas alternativas y promueven el uso excesivo de la prisión preventiva. El estudio Sistemas sobrecargados: Leyes de drogas y cárceles en América Latina publicado hoy por el Transnational Institute (TNI) y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), encontró que aquellos que están encarcelados por delitos de drogas tienden a ser individuos portando pequeñas cantidades de droga, en muchos casos consumidores, así como vendedores callejeros.

  8. Thumbnail

    Entrevista con John Walsh

    John Walsh
    09 December 2010

    John Walsh, coordinador de programa de políticas de drogas en WOLA, dice: "El estudio deja en claro quiénes son las verdaderas víctimas de la guerra contra las drogas. Los problemas señalados en el estudio suenan una alarma sobre la necesidad de reformar las leyes de drogas en el continente".

    Foro de presentación del estudio de WOLA y TNI: Sistemas sobrecargados: Leyes de drogas y cárceles en América Latina. Buenos Aires, 9 de diciembre de 2010.

  9. Thumbnail

    Entrevista con Coletta Youngers

    Coletta Youngers
    09 December 2010

    Coletta Youngers, Investigadora Afiliada a la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), habla sobre el fenómeno de la feminización de los delitos de narcotráfico.

    Foro de presentación del estudio de WOLA y TNI: Sistemas sobrecargados: Leyes de drogas y cárceles en América Latina. Buenos Aires, 9 de diciembre de 2010.

  10. Thumbnail

    Reforma de las convenciones sobre drogas de la ONU

    24 February 2008

    Informe TNI para la revisión de mitad de período de la UNGASS

    Marzo de 2003

    La piedra angular del sistema internacional de control de drogas está formada por las tres convenciones sobre drogas de las Naciones Unidas. La prohibición de las substancias potencialmente nocivas tiene su origen en el afán por proteger el bienestar de los seres humanos. No obstante, la manera en que este régimen global se estableció hace décadas y el aumento de la represión experimentado desde entonces han constituido un error histórico que no ha hecho más que empeorar los problemas en lugar de solucionarlos. Ahora no tiene ningún sentido soñar con cómo sería el mundo si el problema no existiera ni engañarnos pensando que todo se podría solucionar si aboliéramos las convenciones. El verdadero reto consiste en crear el espacio político necesario para iniciar un proceso de reforma con el que seguir adelante. Dicho proceso debe conducirse mediante pragmatismo, una actitud abierta, la valoración de las prácticas según su coste y beneficios, la vía libre a la experimentación y la libertad de cuestionar la validez de las convenciones existentes.