Comentarios sobre el discurso inaugural de Costa

21 Marzo 2008

VIERNES, 21 DE MARZO DE 2008

La organización Hungarian Civil Liberties Union (HCLU) ha realizado una serie de vídeos sobre la Comisión de Estupefacientes. En éste, diversos portavoces de la sociedad civil comentan el discurso inaugural del señor Costa, director ejecutivo de la ONUDD.

El discurso inaugural de Costa resultó sorprendente en la medida en que coincidió con algunas de las cuestiones que han estado planteando grupos de la sociedad civil durante los últimos años. Subrayó que hay demasiadas personas en la cárcel, y pocas en los servicios sanitarios; que hay pocos recursos para la prevención, el tratamiento y la rehabilitación, y demasiados para la erradicación de cultivos; y que no hay suficiente para la erradicación de la pobreza.

“A pesar del hecho de que la salud pública es el primer principio de la fiscalización de estupefacientes”, apuntó Costa, “la seguridad pública ha recibido mucha mayor inversión, a expensas de la prevención y el tratamiento de drogas (con una proporción de 3:1). Me temo que esto es oportunismo político: centrarse en logros rápidos, como confiscaciones y arrestos (que reducen el problema), en lugar de en los agentes del cambio a largo plazo, como la prevención y el tratamiento (que solucionan el problema.”

Costa también hizo hincapié en la importancia de la reducción del daño y los derechos humanos en la fiscalización internacional de drogas. “Dado que recalcamos los aspectos sanitarios de la fiscalización de estupefacientes, es lógico que la aplicación de las convenciones sobre drogas deben estar en debida consonancia con los derechos humanos. Hasta el momento, se ha prestado poca atención a este aspecto de nuestra labor, lo cual, sin duda, debe corregirse. A pesar de que las drogas matan, no creo que debamos matar a causa de las drogas.”

Kasia Malinowska-Sempruch, del programa Global Drug Policy (Open Society Institute), comentó: “Ha sido un discurso muy inteligente por parte del señor Costa, porque creo que ha reconocido las críticas, y eso es importante”. También dijo que Costa había reconocido que los derechos humanos y la salud están en peligro por las iniciativas de aplicación de la ley. “Opino que eso es alentador.” Mucho menos alentador es que no haya apenas rastro de planes concretos sobre cómo responder a estas inquietudes. ¿Cuántos programas de reducción del daño vamos a apoyar en todo el mundo? ¿Qué se necesita para detener una epidemia global de VIH? ¿Qué se necesita para que los países cambien su legislación, y permitan que las personas salgan de prisión y dejen de ser acosadas por el consumo de drogas? ¿Qué se necesita para establecer servicios de drogas eficaces y humanos que respeten los derechos humanos de los consumidores de drogas?

Martin Jelsma, de TNI, también encontró elementos positivos en el discurso. “He visto bastantes puntos positivos en su discurso. Creo que es uno de los mejores discursos que le he escuchado pronunciar desde que es director ejecutivo. Ha sido bastante explícito sobre toda una serie de cuestiones. Dijo que había demasiadas personas en las cárceles, demasiadas iniciativas de erradicación sin que los campesinos tuvieran bastantes alternativas.”