Declaración de preocupación sobre la propuesta de negociaciones de libre comercio UE-ASEAN

08 Febrero 2007
Article
Los movimientos de la sociedad civil y las organizaciones de la ASEAN y Europa abajo firmantes desean expresar su profunda preocupación por la propuesta de Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la UE y la ASEAN que se prevé cerrar en los próximos dos años.
Los movimientos de la sociedad civil y las organizaciones de la ASEAN y Europa abajo firmantes desean expresar su profunda preocupación por la propuesta de Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la UE y la ASEAN que se prevé cerrar en los próximos dos años. La decisión de poner en marcha estas negociaciones comerciales se ha tomado sin previa consulta pública, sea con cargos electos o con la sociedad civil, en ninguno de los países afectados. Esto constituye una clara violación de los principios básicos de la democracia y los derechos humanos que la Unión Europea y la ASEAN afirman apoyar. Cualquier acuerdo con consecuencias de tan gran magnitud y con tan amplio alcance como el TLC UE-ASEAN propuesto debería ir acompañado, como mínimo, de un proceso de consulta plural y continua, además de plena transparencia sobre todos los textos que se están estudiando. Antes de iniciar las negociaciones, se debería efectuar un Estudio del Impacto sobre la Sostenibilidad (SIA por sus siglas en inglés) minucioso, exhaustivo y cualitativo. La experiencia previa con otros TLC de la UE demuestra que éstos han generado resultados negativos considerables, mientras que muchos de los beneficios prometidos nunca se han materializado. Por ejemplo, evaluaciones del Acuerdo Global UE-México demuestran que, desde que entró en vigor el TLC, México ha doblado su déficit comercial con la UE. Y lejos de los beneficios previstos en materia de empleo y condiciones laborales, desde la firma del acuerdo entre la UE y México el desempleo ha aumentado y los trabajadores se enfrentan cada vez más con condiciones laborales precarias y contratos temporales, salarios por debajo de convenio y falta de seguridad social. El aumento de las inversiones extranjeras se ha traducido en gran medida en la adquisición foránea de industrias mexicanas, sin generar mayor empleo ni un incremento de las remuneraciones. Según un SIA independiente encargado por la Comisión Europea para la Zona Euromediterránea de Libre Comercio (EMFTA por sus siglas en inglés), este TLC tendría repercusiones negativas sobre el hambre, la educación, la pobreza y la salud. Este SIA evitó analizar cuestiones como propiedad intelectual, inversiones y disposiciones en materia de contrataciones públicas, aunque se considera que estas cuestiones son de gran trascendencia para las personas y los denominados países en desarrollo, como sería el caso de la ASEAN. Independientemente de ello, la UE parece estar intentado llevar adelante tratados de libre comercio parecidos en otras regiones. A la luz de estos hechos, las organizaciones de la sociedad civil abajo firmantes muestran su preocupación por que: • la UE parece estar fomentando políticas contrarias al desarrollo con sus presiones para que varios miembros de la ASEAN adopten los temas de Singapur que ya se rechazaron en la OMC; • no se están teniendo en cuenta las tremendas diferencias socio-económicas en el seno de la ASEAN ni el estatus de PMA (país menos adelantado) de Laos, Camboya y Myanmar, ya que la UE está exigiendo plena reciprocidad sin contemplar un tratamiento especial y diferencial significativo que vaya más allá de meros períodos de transición, algo que ni siquiera permite la OMC; • dado el dominio de las empresas de servicios de la UE, la liberalización de servicios en el ámbito supra-OMC tenderá a desbancar a los proveedores de servicios de la ASEAN; • las correspondientes limitaciones sobre la capacidad de los gobiernos nacionales para regular en función del interés público pondrán en el peligro el acceso a servicios básicos y tendrá consecuencias de gran alcance para los sectores pobres y rurales en ambas regiones. La experiencia de TLC anteriores y nuestra interpretación de la política de la UE acrecienta nuestra inquietud ante la posibilidad de que las negociaciones incluyan servicios básicos y públicos como agua, sanidad, educación, transporte público, cultura, etc.; • cualquier TLC UE-ASEAN dejará a los países de la ASEAN en peor posición que la obtenida con el tratamiento SPG y, además, exigirá a estos socios asimétricos una amplia liberalización supra-OMC sin la concesión de las debidas medidas especiales de salvaguardia; • las demandas de la UE para que la ASEAN reduzca de forma significativa sus aranceles se traducirá en una importante pérdida de ingresos para unos países en desarrollo a los que no les resulta fácil obtener tales fondos de otras fuentes impositivas; • la alta prioridad concedida por la UE al acceso a las materias primas, tal como se expresa en el documento que define la futura dirección de su política comercial – ‘Europa global: compitiendo en el mundo’–, socavará gravemente la capacidad de los países de la ASEAN para mantener la soberanía sobre sus recursos naturales, restringiendo, entre otras cosas, derechos sobre exportaciones, inversiones y propiedad intelectual; • la UE presionará para conseguir compromisos de acceso a los mercados con respecto a contrataciones públicas, con lo que invadirá un espacio normativo vital para lograr la redistribución equitativa de la riqueza y la coherencia social necesarias para la consolidación nacional; • las disposiciones de protección sobre la propiedad intelectual ya están restringiendo el acceso a medicamentos y educación asequibles en los países en desarrollo; y por que la UE exigirá a los países de la ASEAN que firmen otros acuerdos adicionales en este ámbito, lo cual acentuará aún más el grado de protección intelectual, en detrimento del derecho a la salud, la educación y otros derechos humanos básicos. Por todo lo mencionado, los grupos de la sociedad civil de la UE y la ASEAN abajo firmantes reivindican que las necesidades y los derechos de las personas sean la columna vertebral de todo desarrollo económico, incluidos los acuerdos comerciales. Para lograr sistemas de desarrollo y comercio sostenibles y equitativos es imprescindible que se dé cuenta política de todos los procesos de toma de decisiones económicas y que se garantice la participación de la sociedad civil como actor de pleno derecho en ellos. Los abajo firmantes, 11.11.11, Coalition of the Flemish North-South Movement Agribusiness Accountability Initiative-Asia Alliance for Progressive Labor AsiaDHRRA Asia-Europe Peoples’ Forum Asia House Germany Asia Pacific Network on Food Sovereignty Asian Farmers Association ATTAC-Netherlands ATTAC - Sweden Centre for Labour Information, Service and Training Corporate Europe Observatory Drug Study Group/FTA Watch Ecologistas en Acción – Spain Farmers’ Forum India Federation Indonesia Peasant Union Focus on the Global South Foundation for Gaia - UK Freedom from Debt Coalition Forum Asia FTA Watch Thailand GATS Platform-Netherlands GCAP Senca Global Network-Asia Initiatives for Dialogue and Empowerment through Alternative Legal Services, Inc. Institute for Popular Democracy International Gender and Trade Network International South Group Network Asia Jubilee South-Asia Pacific Movement for Debt and Development Makabayan - Pilipinas Migrant Forum Asia Millennium Solidarity - Switzerland Monitoring Sustainability of GlobalizatioN-Malaysia One World Action - UK Oxfam-Solidarity - Begium Resource Center for People’s Development RRAFA Solidarity Center Southeast Asian Committee for Advocacy Stop the New Round! Philippines Sustainability Watch ThaiDHRRA Third World Network Transnational Institute WIDE – Women in Development Europe World Economy, Ecology Development (WEED) - Germany X-Y Solidarity Fund