La Declaración de Praga: 7 principios para políticas urbanas de drogas

10 Noviembre 2010

prague2smallLa Declaración de Praga es un manifiesto de representantes de administraciones municipales, responsables de políticas locales y municipales, trabajadores del ámbito de la prevención, la reglamentación y el tratamiento de drogas y la reducción de daños, y de investigadores en el campo de los estupefacientes. El texto se elaboró en Praga con miras a la conferencia 'Políticas urbanas de drogas en un mundo globalizado' (30 de septiembre – 2 de octubre de 2010) y puede firmarlo cualquier persona interesada en las políticas de drogas en el ámbito urbano, municipal y local.

A principios de los años noventa, los representantes de cuatro ciudades europeas (Amsterdam, Frankfurt, Zürich y Hamburgo) respaldaron un documento que acabó conociéndose como la Resolución de Frankfurt. En ella, llegaban a la conclusión de que “la política sobre drogas que pretende combatir las adicciones únicamente a base de leyes penales (…) ha fracasado” y que “los problemas causados por las drogas no se deben sólo a las propiedades farmacológicas de las sustancias, sino que se deben fundamentalmente a la ilegalidad del consumo de drogas”.

La Resolución fomentó un nuevo enfoque sobre la reducción de daños ante los problemas de drogas: ya no se pretendía acabar con el consumo de drogas en sí, sino limitar las consecuencias negativas del consumo y las políticas de drogas. Las ciudades que firmaron el documento crearon posteriormente una red llamada Ciudades Europeas por una Política sobre Drogas. Cuando llegó el nuevo siglo, las iniciativas de reducción de daños –como los programas de intercambio de agujas y jeringuillas y el tratamiento con sustitución de opiáceos– eran ya componentes importantes de las políticas municipales de drogas en la mayoría de países de la Unión Europea.

Después de que la crisis económica azotara al mundo, podemos observar la llegada de una nueva época conservadora: parece que muchos europeos han perdido la fe en el Estado del bienestar liberal y su enfoque pragmático para solucionar problemas sociales complejos. Hay una creciente tendencia de intolerancia y resurgen las agendas políticas que prometen restablecer “la ley y el orden”. En este nuevo contexto, las personas que consumen drogas son más vulnerables a la estigmatización y a la exclusión social que nunca. Se corre el riesgo de que las ciudades europeas sacrifiquen sus indudables logros en el campo de las políticas de drogas ante el altar del más puro populismo político.

Pavel Bem, actual alcalde de Praga y exprofesional del campo del tratamiento de drogas, identificó esta tendencia y la necesidad de crear una nueva plataforma para fomentar políticas de drogas pragmáticas y basadas en pruebas empíricas entre las ciudades. Bem y sus asesores elaboraron una nueva declaración para la conferencia 'Políticas urbanas de drogas en un mundo globalizado' (30 de septiembre – 2 de octubre de 2010) : la Declaración de Praga (leer el texto completo, en inglés). El documento establece siete principios básicos para garantizar políticas de drogas eficaces a escala local:

1. No hay una solución universal para todos los casos
2. La clave está en el realismo
3. Los derechos humanos son aplicables a todo el mundo, especialmente a las personas enfermas
4. Los temas de salud pública y de seguridad pública no deben entenderse como contradictorios
5. Decisiones basadas únicamente en pruebas empíricas
6. Evaluación y supervisión
7. Corriente de información constante y mutua entre los niveles local, nacional e internacional del ámbito de las políticas de drogas mediante una voz común


El equipo de producción de vídeo de la HCLU (Hungarian Civil Liberties Union) asistió a la conferencia y entrevistó al Sr. Bem y a otros responsables de políticas y profesionales sobre la Declaración de Praga. Esperamos que este vídeo ayude a entender mejor los siete principios del texto y anime a otros representantes municipales a firmarlo.

1) Firme la Declaración 2) Comparta este vídeo y 3) Solicite a sus responsables municipales que respalden la Declaración y sus principios

Péter Sárosi es el coordinador del programa de políticas de drogas de la Hungarian Civil Liberties Union (HCLU)

Miércoles, 1 de diciembre de 2010