La gravedad de la fuga ocurrida en el Cuartel de Gendarmería

TNI: Drogas y conflicto en el departamento paraguayo de Amambay
24 Agosto 2009
In the media
Sobre la evasión de la cárcel de una de las ‘manos derechas’ del poderoso Felipe ‘Barón’ Escurra Rodríguez, jefe del Cartel de Amancay, en el departamento paraguayo del mismo nombre, y la relación entre drogas y conflicto en la zona.
Publicado en
Chacodiapordia.com

Fuentes judiciales federales confirmaron que la noticia divulgada por éste y otros medios, "cayó como una bomba" en los diversos estamentos del fuero nacional local. El funcionario actuante no habría sido informado del escape.

A casi 24 horas de conocerse la evasión de un peligroso "narco" paraguayo - el último fin de semana - desde las dependencias del Escuadrón de Gendarmería Nacional con asiento en Resistencia, desde la Justicia Federal no se ha observado ninguna acción pública para informar adecuadamente a la población.

El caso, que se confirmó y explotó en la mañana de este jueves en algunos medios locales, a través de la denuncia que efectuara el dirigente social, Miguel Chamorro, en Radio Facundo Quiroga, todavía no mereció ningún comunicado oficial ni de la fuerza de seguridad ni de la Justicia Federal. Y mucho menos, de alertar a la población sobre la necesidad de adopción de algún tipo de medidas ante la amenaza sobre la seguridad de las personas y bienes que provoca la fuga de S.S., perteneciente al poderoso "Cartel Amanbay" apostado en el vecino país, y de frondosa actuación delictiva y criminal.

El hecho, que se produjo días atrás, también impactó en las autoridades provinciales; las que también habrían reaccionado "ante el grave ocultamiento de la información". Aunque esto último, tampoco pudo ser confirmado oficialmente.

El prófugo, que se evadió el fin de semana pasado desde el edificio del Escuadrón Nº51 de la Gendarmería Nacional ubicado en la calle Julio A. Roca al 500, en la capital del Chaco, está sindicado como una de las "manos derechas" del poderoso Felipe "Barón" Escurra Rodríguez, jefe del Cartel Amancay que opera en la zona de Juan Caballero en la República del Paraguay. Esta organización, es la que está señalada por los expertos como la responsable del ingreso de gran cantidad de droga a nuestro país por esta región a través de la "ruta del Bermejo" y los vuelos ilegales que se producirían a diario sobre la frontera de norte de la Argentina.

La zona roja

La Drugs & Democracy,Transnational Institute (TNI), de Holanda, señala en un informe de Marzo de este año, que "los narcotraficantes tiñen de sangre y miedo el departamento de Amambay, y ante la ausencia del Estado, el narcotráfico ha marcado con sangre y muerte a dicha zona. El departamento, que es corredor de la cocaína procedente de Colombia y Bolivia y que es llevada al Brasil y a varios países de Europa, comparte una frontera seca de más de 230 kilómetros con el Brasil, lo cual facilita las operaciones ilegales, especialmente el narcotráfico. La guerra por mantener el control de las operaciones es la principal causante de las matanzas que allí ocurren casi a diario.

También miles de hectáreas de cultivos de marihuana existen en el departamento del Amambay, lo que hace que la zona sea codiciada por los narcotraficantes. Es así que grandes “sociedades” comenzaron a surgir, “empresarios de frontera” quienes se codeaban con las autoridades nacionales que daban cobertura a los “negocios”. De esta forma se creaban nuevos millonarios de la noche a la mañana, gracias a la protección cómplice de aquellos que debían combatir el ilícito. Los ajustes de cuenta entre los narcotraficantes es el pan de cada día de los amambaienses, y el reconocido Felipe "Barón" Escurra Rodríguez, aparece como una de sus figuras "estelares".