La hoja de coca: patrimonio de los Andes

10 Abril 2008

jueves, 10 de abril de 2008

La Hungarian Civil Liberties Union (HCLU) ha presentado un nuevo  vídeo de su excelente serie sobre el período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes (CND) 2008. En él se entrevista a Felipe Cáceres, viceministro de Defensa Social de Bolivia. Cáceres explica el uso tradicional de la hoja de coca y rechaza las polémicas declaraciones de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) en su informe anual 2007, que instan al Gobierno boliviano y peruano a eliminar el uso de la hoja de coca que contraviene la Convención Única de 1961 y a abolir la práctica de masticar hoja de coca y beber mate de coca.

Los Gobiernos del Perú y Bolivia rechazaron las polémicas declaraciones de la JIFE, afirmando que la hoja de coca es un símbolo sagrado para los pueblos indígenas y que debería ser protegida como patrimonio cultural de los Andes. Según un informe silenciado de la Organización Mundial de la Salud (OMS, pero publicado en el sitio web de TNI) el uso tradicional de la hoja de coca no conlleva riesgos importantes para la salud y sí aporta muchos beneficios nutritivos y medicinales.

 

En el período de sesiones de la CND, el viceministro de Relaciones Exteriores y Cultos de Bolivia, Hugo Fernández, protestó contra la petición de la JIFE y anunció que Bolivia intentaría que la hoja de coca desapareciera de la lista de la Convención Única de 1961, donde está clasificada junto a sustancias estupefacientes como la cocaína y la heroína.

TNI también condenó las demandas de la JIFE. En un comunicado de prensa, TNI  destacó que la exigencia de la JIFE de “establecer como delito, cuando se comete intencionalmente, la posesión y compra de hoja de coca para el consumo personal” supondría la persecución de varios millones de personas en la región andino-amazónica.

La inclusión de la hoja de coca en la Lista I de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes se basó en un estudio del ECOSOC realizado en 1950, más inspirado por sentimientos colonialistas y racistas que por criterios científicos. Ya es hora de la Junta solicite a la Comisión de Estupefacientes y a la OMS orientación sobre este tema en lugar de emitir sus juicios miopes y escudarse en el pensamiento obsoleto de la Convención de 1961.

Ricardo Soberón, de TNI, respaldó el anuncio de Bolivia de desclasificar la hoja de coca con una intervención en la plenaria.

La HCLU invita a todas las personas que estén indignadas por la criminalización de la hoja de coca por parte de la JIFE a escribir un correo electrónico a este organismo, secretariat@incb.org, con copia a la HCLU, tasz@tasz.org

Para más información sobre la desclasificación de la hoja de coca: ¿Coca sí, cocaína no? Opciones legales para la hoja de coca, Drogas y Conflicto, documentos de debate 13, TNI, mayo de 2006.

Tom Blickman, TNI