Mito 3: Coca y adicción

01 Junio 2009

cocaine-boehringerEl consumo de coca provoca un tipo de drogodependencia / El consumo de coca cura la dependencia de la cocaína y el crack

Para algunos, “el uso de la coca produce un tipo de drogodependencia”, mientras que para otros, “su consumo cura la dependencia de la cocaína y del crack”. Y como anotara irónicamente un experto peruano en 1952, existe una tercera posición, la de los miembros de la ONU que mantienen que aunque no produce adicción debería ser tratada como tal puesto que es un hábito pernicioso. La falta de corroboración científica no impidió que el Comité de Expertos en Farmacodependencia de la OMS dictaminara en dos ocasiones, en 1952 y 1953, que la masticación de coca se debería considerar, efectivamente, como una forma de “cocainismo”.

A pesar de ser consumida por millones de personas sin ningún efecto nocivo evidente, la coca fue declarada un estupefaciente altamente adictivo sin usos terapéuticos o industriales conocidos y clasificada en la Lista I de la Convención Única de 1961. Y todo esto, sin que se hubiera efectuado un solo estudio de campo con algún grupo de “adictos” a la coca.

Por lo tanto, es comprensible que los pueblos andinos y amazónicos que consumen coca sientan que han sido ignorados e incluso insultados por la comunidad científica internacional, así como humillados por las burocracias de la ONU que los exhortan, en el inimitable lenguaje de la Convención Única, a abolir lo que dichos pueblos consideran una costumbre saludable y ancestral. Es también significativo que, desde 1953, prácticamente no se haya producido ningún intento para proporcionar una corroboración científica seria a la tesis de la adicción de la coca, ya que hacerlo invitaría casi irremediablemente a concluir lo contrario y, de este modo, las bases de la prohibición internacional de la coca quedarían totalmente minadas.

Un informe inédito de la OMS y el UNICRI sobre la coca y la cocaína, realizado en 1992-94, echó finalmente por tierra lo que quedaba del argumento de la adicción de la coca, y puede que éste haya sido uno de los motivos por los que el embajador estadounidense bloqueó su publicación en la Asamblea Mundial de la Salud.  

Respecto al potencial de la coca para curar la adicción a la cocaína y al crack, hay muchos testimonios de ex consumidores de cocaína que dicen haber mejorado con el uso de varias formas de hoja de coca, a menudo un preparado en polvo que se consume fácilmente conocido como mambe en español e ypadú en portugués brasileño. Entre los experimentos sistemáticos a este respecto por parte de médicos se cuentan los proyectos de Theobaldo Llosa (2007) en Lima y Jorge Hurtado (1997) en el hospital psiquiátrico de La Paz. Aunque carecen del conjunto de datos que permitirían construir un argumento científico sólido para este tipo de intervención, los primeros resultados son indudablemente alentadores y anuncian buenos presagios para el futuro.

Regresa a Resumen de "Los mitos de la coca"

Más información: Los mitos de la coca, Drogas y conflicto documentos de debate, junio de 2009