Regreso al futuro: la remunicipalización en Bergkamen

01 Mayo 2007
Article
La remunicipalización de la gestión de los residuos en Bergkamen ha beneficiado a los ciudadanos de esta ciudad alemana, argumenta Heike Langenberg.
Cuando se vacían los cubos de basura en la ciudad alemana de Bergkamen, situada en Renania del Norte-Westfalia, su contenido va a parar a unos vehículos decorados con el logo negriazul de la “Entidad gestora de residuos de Bergkamen” (EBB), la empresa pública encargada de los servicios de eliminación de residuos de la ciudad desde julio de 2006, cuando la autoridades municipales decidieron rescindir el contrato privado existente desde años atrás. La cuestión financiera fue uno de los factores clave para que la alcaldía decidiera volver a municipalizar estos servicios, comenta Hans-Joachim Peters, administrador de EBB. Según los asesores contratados por el ayuntamiento, la empresa ha reducido los costes un 30% a pesar de haber comprado seis vehículos nuevos y haber mantenido los niveles salariales de todos sus empleados. ‘Conseguimos ahorrar más de lo que preveíamos en un principio’, recuerda Peters. Hace tres años, el municipio decidió reorganizar los servicios de eliminación de residuos, y, tras un proceso de estudio de diferentes alternativas, se acordó que el modelo público sería el más eficiente. Desde entonces, las tarifas de los usuarios han disminuido un 7,4% , y los servicios para los 52.000 habitantes de la ciudad han mejorado y se han ampliado ostensiblemente. Norbert Henter, jefe de personal del ayuntamiento, se felicita por la decisión de remunicipalizar: ‘Nos alegra que cada vez haya más gente que recupere los servicios públicos’. La decisión ha despertado un gran interés en otras localidades. ‘Hay varios casos de remunicipalización’, explica Erich Mendroch, encargado de la sección nacional de este sector en el sindicato alemán Ver.di. Según afirma, la experiencia demuestra que las empresas privadas, en contra de sus promesas, no siempre ofrecen servicios más económicos. Mendroch considera que se debería exigir a las empresas privadas que respeten los convenios salariales colectivos de la industria al presentarse a las licitaciones públicas, de forma que no sean los trabajadores los que tengan que llevar la carga de la reducción de costes. Este sindicalista afirma también que es evidente que la resistencia ciudadana a las propuestas de privatización está aumentando, como es el caso de Luebeck y Leipzig. ‘Hay otros ejemplos de remunicipalización de servicios que ya se habían privatizado’, dice Birgit Ladwig, de la oficina nacional de política y planificación de Ver.di. La ciudad de Hannover, por ejemplo, prevé reintegrar a los ingenieros de inspección estructural a la administración municipal porque es la solución más rentable. Argumentos muy parecidos se están utilizando para justificar el control público sobre los servicios de limpieza de edificios de Freiburg, unos servicios que muy pronto se van a remunicipalizar en Dortmund. El distrito rural de Soltau-Fallinbostal también ha recuperado la gestión pública de los servicios de eliminación de residuos.