Tolera Europa uso de drogas

Afirman que estrategia represiva ha fallado
23 Marzo 2013
Article

Desde Portugal hasta República Checa, los Gobiernos europeos están renunciando al enfoque represivo que ha caracterizado el combate a las drogas y, en su lugar, han adoptado políticas que en 1961, cuando varios Estados se reunieron en Nueva York para suscribir la Convención sobre Estupefacientes, hubieran sido inimaginables.

"Los europeos han entendido que la actual guerra no está funcionando,por lo que hay en curso un proceso hacia un mercado regulado y con menosrestricciones para el consumo", dijo a Reforma Tom Blickman, experto entráfico de drogas de Transnational Institute, organización especializada en el análisis de desafíos globales, con sede en La Haya.

"El modelo de reducción de daños y el enfoque basado en las drogas como un problema de salud pública seguirán ganando terreno en Europa. Ha resultado ser un modelo efectivo y menos costoso que encerrar a consumidores y pequeños traficantes".

La droga que abandera el silencioso proceso despenalizador en Europa es el cannabis, la sustancia ilícita más consumida entre los europeos. De acuerdo con el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT), aproximadamente 23 millones la han usado durante el último año.

La política holandesa contra las drogas, considerada en los 70 como un acto de rebeldía por permitir la venta de cannabis a través de los llamados coffeshops, ha sido el punto de referencia en el proceso de despenalización durante años.

Sin embargo, en la última década han florecido nuevas estrategias mucho más ambiciosas que la holandesa.

Portugal, por ejemplo, dio en 2000 un giro radical a la estrategia europea al optar por descriminalizar el uso de todas las drogas, incluyendo la cocaína y la heroína, mientras que los llamados "cannabis social clubs" de España, asociaciones de ciudadanos que públicamente establecen un circuito cerrado de producción y distribución de mariguana para autoconsumo, están sumando simpatizantes en Bélgica y Francia.

En tanto, la Alcaldía de Copenhague es favorable de regular la venta de mariguana, mientras que varias municipalidades holandesas evalúan la conveniencia de despenalizar la producción a escala industrial con el objetivo de acabar con la inconsistencia del modelo holandés, en el cual los coffeeshops se surten en el mercado negro de la droga que venden.

Blickman afirma que el tema de las drogas no es un tema dominante en la agenda europea, pero la legalización de la mariguana en Colorado y Washington, y la iniciativa promovida por el Presidente de Uruguay de la legalización regulada y controlada de la mariguana podría acelerar los procesos en Europa.

"Han llegado a la conclusión de que la estrategia no está funcionando y que la actual política represiva está teniendo consecuencias más negativas que las que generaría un mercado regulado", explicó.

"No habrá legalización en Europa porque implica elementos socialmente no aceptados, como publicidad y una venta sin control, pero sí habrá cada vez más espacios en los que las personas que quieran comprar o usar cannabis lo puedan hacer", agregó.

Respecto a las drogas duras, como la cocaína y heroína, asegura que, por su impacto en la salud pública, son sustancias requieren de un tratamiento diferenciado.

No obstante, Blickman añade que la experiencia holandesa y suiza respecto a la heroína ofrecen resultados que podrían conducir a un cambio de política en un futuro.

Ambos países optaron por el suministro gratuito de heroína bajo prescripción médica desde 1998 y, como resultado, han desaparecido los picaderos clandestinos y se ha mejorado las condiciones de vida de toxicómanos incurables.

Encara México doble desafío

El enfoque europeo tendrá un impacto en México, porque hay un creciente apetito en Europa y Estados Unidos por cocaína, aseguró REFORMA Tom Blickman, experto en tráfico de drogas de Transnational Institute.

El País requiere cambiar de estrategia y dejar de pensar que el problema se resolverá con el uso de las Fuerzas Armadas, agregó el experto.

"No sólo es un problema de drogas, México tiene instituciones débiles, el sistema de justicia es deficiente y enfrenta un gran problema de corrupción. Debería cambiar de estrategia, enfocarse más en desmantelar las organizaciones que en los decomisos, pues los cárteles han diversificado sus actividades al secuestro y la extorsión y toman cada vez más la forma de la mafia italiana", explicó.

Abogan por alternativas

El proceso hacia la despenalización de las drogas continuará en Europa ante los "insatisfactorios" resultados alcanzados por la política represiva, concluye un estudio publicado por la Comisión Europea.

De acuerdo con la investigación, publicada a mediados de este mes, el consumo y la posesión de pequeñas cantidades para uso personal, así como la aceptación de políticas dirigidas a la reducción del daño y la regulación en lugar de la prohibición, son tendencias clave que se acentuarán en los próximos años a la par de un enfoque más duro hacia las fuentes de abastecimiento.

"Valdría la pena explorar alternativas al actual enfoque prohibicionista de control de drogas, por ejemplo medidas temporales de control y políticas de regulación en lugar de la prohibición", indica el texto, que destaca como una de las principales preocupaciones de los analistas el aumento del uso de internet como medio de distribución de drogas y la multiplicación de nuevas sustancias en el mercado.

Reforma (México)
Domingo, 24 de marzo, 2013