Partenariados público-públicos

El TNI aboga por los partenariados público-públicos (PUP por su sigla en inglés) como una política alternativa a la privatización y a los partenariados público-privados en los servicios de agua, así como una herramienta concreta para colaborar con socios con miras a reformar las empresas o servicios públicos de agua, mejorar los servicios y hacer efectivo el derecho al agua sobre el terreno. Un partenariado público-público es simplemente una colaboración entre dos o más autoridades u organizaciones públicas, basada en la solidaridad, con el objetivo de mejorar la capacidad y la efectividad de uno de los asociados a la hora de proveer servicios públicos de agua o saneamiento. Se han descrito como una “relación entre iguales forjada en torno a objetivos y valores comunes, donde queda excluida la búsqueda de beneficio”. Los PUP evitan los riegos típicos de los partenariados público-privados: costes de transacción, incumplimiento de contratos, renegociaciones, complejidades de las normativas, oportunismo comercial, monopolio para la fijación de precios, confidencialidad comercial, inestabilidad de las divisas y falta de legitimidad pública. El objetivo general de los PUP es mejorar la capacidad de la entidad a la que se presta ayuda. En la práctica, los PUP tienen varios objetivos específicos, que se pueden dividir en cinco grandes categorías: formación y desarrollo de los recursos humanos, apoyo técnico en una amplia variedad de cuestiones, mejora de la eficiencia y la formación de la capacidad institucional, financiación de los servicios de agua, y mejora de la participación. Los partenariados público-comunitarios (PCP) suelen entenderse como un tipo concreto de partenariado público-público, pero tienen una connotación más fuerte de comunidad. Aunque los gobiernos y las autoridades públicas de agua deberían adoptar y aplicar una política de suministro que priorice atender a las necesidades de las comunidades rurales, muchos servicios públicos estatales no llegan a estas zonas. Los sistemas comunitarios de agua están subsanando las deficiencias en la prestación del servicio de agua en muchas partes de Asia, África y América Latina. El TNI ha observado nuevos modelos de partenariado entre autoridades públicas y comunidades rurales, por los que las comunidades participan en la toma de decisiones sobre las soluciones para el suministro de agua, con el apoyo con fondos públicos y la experiencia de otros organismos, y son empoderadas para asumir la responsabilidad de gestionar los sistemas de agua. Estos partenariados pueden lograr mejoras rápidas y duraderas.