Los impactos climáticos cada vez se ven más desde la perspectiva de la seguridad, ante la previsión de que el cambio climático dará lugar a situaciones de inestabilidad y conflicto. En la práctica, esto convierte a las víctimas del cambio climático en ‘amenazas’ a las que se debe controlar mediante la fuerza militar, la represión policial y las políticas que apuntalan el poder corporativo a expensas de los derechos humanos y las libertades civiles. El TNI empezó a explorar esta cuestión en 2011 y publicó un primer libro sobre el tema en noviembre 2015: Cambio Climático S.A. - Cómo el poder [corporativo y militar] está moldeando un mundo de privilegiados y desposeídos ante la crisis climática.