Presentación

El Transnational Institute (TNI) es un instituto internacional de investigación e incidencia política que trabaja por un mundo más justo, democrático y sostenible. Durante más de 40 años, el TNI ha actuado como un punto de interconexión entre movimientos sociales, académicos y académicas comprometidos y responsables de políticas.

    El Transnational Institute (TNI) es un instituto internacional de investigación e incidencia política que trabaja por un mundo más justo, democrático y sostenible. 

    Fundado en 1974 como una red internacional de activistas-investigadores, el TNI sigue actuando como un punto de interconexión entre movimientos sociales, académicos y académicas comprometidos y responsables de políticas.

    El TNI se ha ganado un renombre internacional por desarrollar críticas radicales y bien fundamentadas, y anticipar y documentar cuestiones clave mucho antes de que se convirtieran en temas de preocupación generalizada, como lo atestigua nuestro trabajo sobre la alimentación y el hambre, la deuda del Tercer Mundo, las multinacionales y el comercio de emisiones.

    En tanto que entidad no sectaria, el TNI también ha abogado sistemáticamente por alternativas que sean justas y pragmáticas; por ejemplo, desarrollando enfoques alternativos a la política internacional sobre drogas y ofreciendo apoyo práctico al trabajo sobre la reforma de los servicios públicos de agua.

    Proyectos del TNI

    El TNI trabaja sobre un amplio abanico de cuestiones interrelacionadas. Gracias a la constante interacción entre investigadores y proyectos, el TNI cuenta con una perspectiva única y bien informada, así como con un enfoque transversal sobre complejos problemas mundiales.

    Actualmente, el TNI está trabajando, entre otras cosas, en:

     
    • Desempeñar un papel pionero en materia de políticas de drogas y abogar por que el control de estupefacientes ilegales se aborde con un enfoque más pragmático, basado en la reducción de los daños.
    • Apoyar una dinámica red internacional que trabaja en la construcción de un modelo de agua público y participativo como la forma más viable de alcanzar un suministro universal.
    • Hacer frente al dogma de la liberalización comercial que, al igual que la liberalización financiera, ha desembocado en mayores desigualdades y participar activamente en la construcción de alternativas, como la Alternativa Bolivariana para las Américas, basadas en la cooperación y la solidaridad regionales.
    • Analizar y denunciar los peligros que plantea la concentración del poder de las grandes empresas para la democracia, y proponer nuevos marcos jurídicos de rendición de cuentas para las empresas transnacionales.
    • Participar en actividades de innovación y experimentación democrática con movimientos sociales, partidos políticos progresistas y Gobiernos de todo el mundo, ayudando a garantizar la emancipación de las comunidades para que éstas tengan el control sobre sus vidas y entornos.
    • Identificar y analizar los vínculos entre los distintos elementos de la crisis sistémica, tanto financiera como ambiental y social.