Mercados mundiales de las drogas ilícitas 1998-2007

15 Marzo 2009

Según el Informe sobre los mercados mundiales de drogas ilícitas 1998-2007, encargado por la Comisión Europea, no hay pruebas de que el problema mundial de los estupefacientes se haya reducido en el período comprendido entre 1998 y 2007. Éste era, de hecho, el principal objetivo de la UNGASS de 1998, que buscaba reducir considerablemente el problema mundial de las drogas ilícitas para el año 2008 a través de la cooperación internacional y de medidas en el campo de la reducción de la oferta y la demanda de drogas.

Descargar el informe (PDF - en inglés)

"En grandes líneas, la situación ha mejorado ligeramente en algunos de los países más ricos, mientras que en otros ha empeorado y en algunos casos se ha agravado de forma marcada y considerable", como sería el caso de algunos países grandes en vías de desarrollo o en transición. Teniendo en cuenta las limitaciones de los datos, "sería justo concluir que el problema se ha agravado en cierto modo". 

En otras palabras: el problema mundial de las drogas parece encontrarse en una situación parecida a la de 1998; en todo caso, la situación se ha hecho más compleja: los precios de los estupefacientes en la mayoría de países occidentales han caído desde 1998 entre un 10 y un 30 por ciento, a pesar del endurecimiento de las sentencias para los vendedores de cocaína y heroína en algunos de estos mercados. Al mismo tiempo, no hay evidencias de que sea más difícil conseguir drogas. El consumo de cannabis se ha convertido en una parte "normal" de las vidas de los jóvenes de muchos países europeos; hasta un 50 por ciento de las personas nacidas después de 1980 lo han probado al menos una vez. La mayoría de ellas, sin embargo, no sigue consumiéndolo más allá de los primeros años de la edad adulta.

Una de las conclusiones más destacadas del informe es el hecho de que las políticas de reducción de los daños, aún polémicas en algunos países, están ganando terreno en un creciente número de otros países, que las consideran una forma eficaz de reducir las enfermedades, la mortalidad y los problemas sociales relacionados con las drogas.

El informe también ofrece datos sobre los principios económicos básicos del mercado mundial de las drogas ilícitas, con cálculos aproximados de los costes de producción y el valor añadido a lo largo de la cadena del tráfico, desde la producción inicial hasta la venta al detalle final. La distribución de los ingresos entre los actores del comercio de las drogas se somete a un análisis que revela una imagen increíblemente mundana, en que sólo una minoría relativamente pequeña parece estar consiguiendo tremendos beneficios.

Otra conclusión clave del estudio es que demuestra la debilidad del sistema internacional para la recopilación de datos e información sobre el problema mundial de las drogas. La UE ha invertido una gran cantidad de fondos en el desarrollo de sus actividades de supervisión de los estupefacientes a través del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT), pero estos mecanismos no están al alcance de todo el mundo.

Commission report: the world drugs problem, ten years on (comunicado de prensa), Bruselas, 10 de marzo de 2009
Shortened version (PDF, 693 KB)
Full report, including subreports and appendix (PDF, 6 MB)

Algunos puntos destacados del informe

1. El estudio no ha encontrado ninguna prueba de que el problema mundial de las drogas se haya reducido en el período comprendido entre 1998 y 2007. En algunos países, el problema ha mejorado, pero en otros ha empeorado y, en algunos casos, incluso se ha agravado de forma marcada y considerable. El problema de las drogas, en general, se ha aliviado en los países ricos y se ha exacerbado en algunos países en vías de desarrollo o en transición.

2. La producción de opio se mantuvo relativamente estable hasta 2006; en fechas posteriores, los cálculos muestran un enorme aumento en Afganistán. Estos cálculos son algo problemáticos, ya que no hay evidencias de un descenso inesperado de los precios ni de un aumento del consumo.

3. El número global de consumidores de cocaína y heroína creció durante el período analizado. En la mayoría de países occidentales, el número de consumidores frecuentes de heroína ha disminuido durante la mayor parte de la última década, mientras que en algunos países de Europa Oriental y Central se produjo también una grave epidemia de consumo de opiáceos. Es probable que el número total de consumidores de cannabis en todo el mundo haya disminuido.

4. El consumo de cannabis se ha convertido en parte del desarrollo de los adolescentes en muchos países occidentales. Por ejemplo, en Australia, Suiza y los Estados Unidos, en torno a la mitad de las personas nacidas después de 1980 han probado esta sustancia al menos una vez antes de cumplir 21 años.

5. Los mercados de las drogas ilegales son principalmente competitivos, no están integrados verticalmente ni dominados por grandes traficantes o cárteles. Los vínculos con el terrorismo y la insurgencia armada son sólo importantes en algunos lugares, como Afganistán y Colombia.

6. En el caso de la cocaína y la heroína, el coste de la producción y el refinado en los países de origen representa sólo entre el uno y el dos por ciento del precio al detalle en los países en vías de desarrollo o en transición. Lo mismo sucede con la producción de estimulantes anfetamínicos en los países ricos. Sólo los cultivadores de cannabis en los países ricos obtienen un porcentaje considerablemente mayor del precio al detalle. El tráfico entre las fronteras de distintos países representa quizá el diez por ciento del precio al detalle de la heroína y la cocaína. La gran mayoría de los costes de distribución se va en los pagos a los distribuidores y a los grandes vendedores de los países consumidores.

7. Aunque los mercados de drogas ilícitas generan más de cien mil millones de euros en ventas, la aplastante mayoría de los actores que participan en el comercio de las drogas obtiene de éste unas ganancias muy modestas. Sólo un puñado de personas dedicadas al tráfico, el contrabando y la venta al por mayor hacen grandes fortunas, pero éstas representan sólo un mínimo porcentaje de los beneficios totales.

8. El estudio llega a la conclusión de que los beneficios totales generados por la venta de drogas ilícitas son inferiores a los 285.000 millones de euros calculados por la ONUDD en 2002/2003. El estudio estima que el mercado mundial del cannabis al detalle en 2005 se situaba entre los 40.000 y los 120.000 millones de euros (por lo que la cifra media supondría, aproximadamente, la mitad de los 125.000 millones de euros calculados por la ONUDD; valores de euros correspondientes a 2005).

9. Por lo general, los precios al detalle de las drogas, se han reducido en los países occidentales, incluso en aquellos que endurecido la represión contra los vendedores, como el Reino Unido y los Estados Unidos. El estudio llega a la conclusión de que las rebajas en los precios de la heroína y la cocaína en estos importantes mercados han sido lo bastante notables como para que los beneficios totales de 2007 sean, muy probablemente, menores que los de 1998. No hay indicios de que sea más difícil conseguir drogas. Con la excepción de uno o dos países dedicados a la producción y el tráfico, el comercio de estupefacientes no supone un porcentaje importante del PNB.

10. Las intervenciones contra la producción pueden influir en el lugar en que se producen las drogas; el desplazamiento de los cultivos de coca en la región andina, por ejemplo, podría estar fácilmente relacionado con las acciones de los Gobiernos de Bolivia, Colombia y Perú para controlar el problema. Sin embargo, no hay pruebas que corroboren que la fiscalización puede reducir la producción mundial. Lo mismo sucede en el caso del tráfico.

11. En general, hay pruebas de convergencia de las políticas nacionales sobre drogas. La reducción de la demanda recibe un acento cada vez mayor. La reducción de los daños, aún polémica en algunos países, está encontrando más aceptación en otros. Algunos países que hasta ahora apostaban fuertemente por las medidas represivas aceptan ahora medidas como los tratamientos de sustitución como un instrumento para reducir los problemas relacionados con la heroína. Las políticas con respecto a los vendedores y los traficantes se han endurecido.

12. La aplicación legal de las prohibiciones en materia de drogas han provocado importantes daños indeseados; muchos de ellos eran previsibles.

13. Uno de los principales obstáculos para la descripción de los problemas y las políticas relacionados con el problema mundial de las drogas, así como para la evaluación de la eficacia de dichas políticas, se encuentra en la debilidad de los datos existentes y la falta de información pertinente.

Comisión Europea
Marzo de 2009

Re-Asserting Control: Voluntary Return, Restitution and the Right to Land for IDPs and Refugees in Myanmar - cover