Reforma de la ley de drogas en América Central

06 June 2015
Article

América Central, la región que conecta América del Norte y del Sur, ha sido tradicionalmente un área con rutas de tráfico intensivo de drogas, armas y personas. Varios de los siete países que constituyen la región han padecido guerras civiles durante la década de 1980 que han dejado un legado de violencia política, emigración, y un amplio mercado ilegal de armas. Las rutas del narcotráfico por mar y tierra han existido durante décadas, transportando principalmente cocaína de la región andina a México y los Estados Unidos.

La última década se produjo un resurgimiento de la violencia en la región, que ha afectado a tres países en particular: Honduras, El Salvador y Guatemala. La zona conformada por estos tres países, a menudo conocida como el Triángulo del Norte, tiene las tasas de homicidio más altas del mundo, y han aumentado en los últimos años. Gran parte de la violencia se relaciona con los conflictos entre las organizaciones del narcotráfico que ocupan territorios en la región y que compiten por las rutas y las redes. En Panamá, Nicaragua, Costa Rica y Belice no se ven estos niveles de violencia aunque sufren también las consecuencias del paso de las drogas por la región. Recientemente, algunos líderes políticos de varios de esos países han hablado en nombre de la necesidad de políticas alternativas, e incluso de la regulación del mercado de las drogas.