Belice

 

Marijuana_Belize_Channel5Belize1. ¿Cuál es la tendencia en materia de leyes de drogas en Belice?

El Gobierno de Belice ha tenido tradicionalmente un enfoque de tolerancia cero hacia el cultivo, venta, posesión y consumo con fines recreativos de todas las sustancias ilícitas. De acuerdo con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en 2006 Belice tenía la tercera tasa más alta de consumo de cannabis de las Américas (8,45%) después de Jamaica (9,86) y de Estados Unidos (14,07%). Si bien la posesión y el consumo de marihuana son ilegales actualmente en Belice, el Gobierno emitió un comunicado de prensa en 2012 “anunciando el nombramiento de un comité para evaluar una propuesta de despenalización de la tenencia de marihuana”. En marzo de 2012, se le pidió a un pequeño grupo de ciudadanos de Belice examinar la posibilidad de modificar la legislación vigente con el fin de hacer recomendaciones a los responsables políticos de Belice para despenalizar la posesión de hasta diez gramos de marihuana. De esta manera se conformó el Comité para la Despenalización de la Marihuana (DOMC, por su sigla en inglés) presidido por Douglas Singh, exministro de Policía, y compuesto por cinco mujeres y cuatro hombres que representan amplios estratos de la comunidad beliceña. Tres años más tarde, en marzo de 2015, el grupo elaboró el informe, Belize Decriminalization of Marijuana Committee, que recomienda, entre otras cosas, “Que la posesión de hasta 10 gramos de marihuana no sea considerada como delito…”.


Belize_Committee_Report2. ¿Cuáles son las leyes de drogas actuales en Belice?

Actualmente las actividades asociadas con cualquier estupefaciente están prohibidas por la Ley sobre el Abuso de Drogas de 1990. Esta ley divide las drogas ilícitas en tres clases (A, B y C), sin proporcionar ningún mecanismo para añadir, eliminar o transferir estas drogas entre las clases. Al igual que leyes similares en otros países, esta ley fue diseñada para aplicar las disposiciones de la Convención Única sobre Estupefacientes y de los otros tratados de control de drogas. El cannabis y su resina están actualmente clasificados en la clase B y su uso y posesión son ilegales.

Los delitos relacionados con el opio, la cocaína, la heroína o el cannabis pueden ser penados con 2 años de prisión, una multa de 75.000 dólares de Belice (36.600 dólares estadounidenses), o ambos.

La Ley sobre el Abuso de Drogas establece que una persona que se encuentra en posesión de más de 2 gramos de heroína, 1 gramo de cocaína, 30 gramos de opio, 3 gramos de morfina, o 60 gramos de cannabis se considerará cómplices en el tráfico de drogas.

La situación penal del cannabis es difícil de aplicar en Belice debido a la insuficiencia de los recursos de la policía, al fácil acceso a mano de obra para trabajar en las plantaciones de cannabis, y a las grandes extensiones de tierra despoblada. Sin embargo, luego de una campaña de erradicación de los cultivos de marihuana financiada por Estados Unidos que fue especialmente eficaz en la década de 1980, los traficantes de drogas dirigieron sus esfuerzos a facilitar el trasbordo de la cocaína.

Los convenios multilaterales de los que Belice es parte son los siguientes:


WashingtonPost_NickMiroff3. ¿Qué propuestas de reforma y qué reformas a las leyes de drogas se han producido recientemente en el país?

El Gobierno de Belice estableció en 1988 el Consejo Nacional para Control de Drogas (NDACC, sigla en inglés) con el fin de hacer cumplir y regular las disposiciones de la Ley sobre el Abuso de Drogas de 1990. La filosofía original del NDACC era la promoción de un Belice “libre de drogas”. Como dijera el ministro de Seguridad Nacional e Inmigración, Jorge Espat, en 1999: “La tarea es urgente y la elección es clara: acabar con las drogas ilícitas y su violencia. Déjennos reforzar el trabajo para que todos nuestros territorios sean inutilizables para los traficantes de drogas y los usuarios, y con esto nuestra región quedará libre de drogas”.

Entre 2000 y 2004, el NDACC -con la ayuda de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD)- estableció la Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas de Belice. La estrategia se basaba en un enfoque integrado de cinco años cuyos principales objetivos eran la creación / mejora de las instalaciones de tratamiento y rehabilitación, y una reducción del 50% de la demanda, disponibilidad y tráfico de drogas ilícitas.

El Gobierno de Belice emitió en 2012 un comunicado de prensa anunciando el nombramiento de un comité para evaluar una propuesta tendiente a despenalizar la tenencia de marihuana. La propuesta en cuestión tiene por objeto eliminar las sanciones penales por la posesión de hasta 10 gramos de marihuana y en su lugar imponer multas y educación obligatoria sobre drogas. Actualmente, la posesión de menos de 60 gramos de marihuana se castiga con una multa de hasta US $ 26.000 y / o hasta tres años de prisión.

El comunicado de prensa del Gobierno afirma que la iniciativa es “impulsada por la creciente evidencia de que la actual legislación recarga los tribunales y las prisiones básicamente con personas provenientes de los segmentos marginados de nuestra población. Los antecedentes penales que quedan registrados de manera permanente agravan aún más la situación de estos sectores ya bastante marginados puesto que obstaculizan la posibilidad de empleo… Las tendencias internacionales hacia la despenalización apoyan esto”.

En marzo de 2015 el Comité para la Despenalización de la Marihuana (DOMC) publicó su Informe Final recomendando que no sea un delito portar hasta 10 gramos de marihuana.


cuffs4. ¿Cómo han afectado las leyes de drogas la situación carcelaria en el país?

El sistema penitenciario en Belice sufre de hacinamiento y de una deficiente infraestructura. Con 495 presos por cada 100.000 habitantes, Belice se sitúa en la novena posición  de población encarcelada per cápita en el mundo. La encuesta de prevalencia de encarcelamiento por drogas que  realizó en 1996 el Consejo Nacional para el Control de Drogas (NDACC) encontró que el 57,9% de la población carcelaria estaba presa por algún tipo de relación con drogas ilícitas, y que un 35,6% había sido detenido por posesión o tráfico de drogas.

La presencia e influencia de los cárteles de la droga también han afectado drásticamente la cantidad de delitos que se cometen en Belice. Entre 2000 y 2011, la tasa de homicidio intencional en Belice aumentó en más del doble llegando a un nivel de cuatro veces la de Costa Rica, tres veces la de Nicaragua, y dos veces la de Panamá. En América Central en 2011, sólo El Salvador y Honduras tuvieron mayores tasas de homicidios que Belice. En 2012, la tasa de homicidios de Belice sobrepasó la de El Salvador quedando en segundo lugar después de Honduras. El Informe de 2013 de la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos señaló que: “La seguridad ciudadana en todo el país se deterioró en 2012. Hubo 145 homicidios en el transcurso del año, superando el punto más alto de Belice hasta ese momento que era de 129 en 2010”.


5. ¿Qué dice la ley sobre el consumo? ¿Es un delito consumir drogas en el país?

El consumo de drogas está prohibido actualmente en Belice. Pero no se distingue entre las diferentes cantidades en posesión, excepto cuando sobrepasan el umbral de los 60 gramos. Esto significa que el registro penal puede reflejar el crimen pero no la cantidad total de droga poseída, criminalizando al ofensor indiscriminadamente. La Ley sobre el Abuso de Drogas tampoco ofrece una guía para la imposición de sanciones a lo ancho del espectro distinguiendo las diversas cantidades, y sólo establece que para la posesión, la pena será de tres años o 500.000 dólares beliceños (25.000 dólares estadounidenses) o ambos. Se deja al tribunal la discreción de tomar una determinación teniendo en cuenta la cantidad que posea el ofensor. Esto ha sido fuente de incertidumbre y falta de equidad, ya que es poco probable que dos o más tribunales impongan la misma pena ante el caso de ofensores sorprendidos con la misma cantidad.


6. ¿Cómo define la ley la atención a usuarios problemáticos de drogas? ¿Garantiza la ley el respeto de sus derechos?

Las opciones de tratamiento y rehabilitación para consumidores problemáticos de drogas en Belice son muy limitadas. Actualmente hay servicios profesionales de enfermería psiquiátrica que ofrecen asesoramiento e intervención en casos de abuso de drogas y alcohol, sin embargo este servicio es caro y muy limitado. La Estrategia Nacional Antidrogas de Belice también señala que no hay suficiente coordinación entre los organismos de investigación, ni entre los centros de tratamiento. Actualmente la ley de Belice no tiene un programa para los usuarios de drogas que delinquen por primera vez. Tampoco hay una política nacional o normas establecidas que requieran la evaluación y el tratamiento de las personas.

En marzo de 2014 Belice anunció que está dando pasos hacia el establecimiento de un tribunal de drogas con la ayuda de la Organización de Estados Americanos (OEA). Según Dianne Finnegan, coordinadora del Programa de Aprendizaje de la Juventud, enviar a los jóvenes que participan en delitos relacionados con drogas a centros de rehabilitación en lugar de cárceles facilitaría su recuperación y reintegración en la sociedad. Y Abdulmajeed Núñez, exfuncionario de la Prisión Central de Belice, llamó la atención sobre una propuesta de un programa para delincuentes por primera vez, el cual eliminaría los antecedentes penales de personas sorprendidas consumiendo drogas por primera vez.


US-Belize_cooperation7. ¿Cómo se posiciona Belice en el debate internacional sobre políticas de drogas?

Al igual que muchos otros países de América Latina, Belice recibe financiación y ayuda de Estados Unidos para programas antidrogas con vistas a reducir tanto el tráfico de drogas como el consumo en el país. Desde 2008, el gobierno de Belice ha recibido cerca de 15 millones de dólares en asistencia de seguridad de Estados Unidos, incluyendo barcos, equipo de comunicaciones, y fondos para programas de capacitación.

Sin embargo, es evidente que hay tensión respecto a las estrictas metas antidrogas que Washington prevé para Belice. En 2011, EE.UU. incluyó a Belice en su “lista negra” de naciones consideradas como principales productoras o como rutas de tránsito para las drogas ilegales y que no colaboran lo suficiente para frenar el problema. Además, el Informe de la Estrategia Internacional para el Control de Narcóticos 2014 del Departamento de Estado de Estados Unidos indicó que “los esfuerzos antinarcóticos de Belice se ven obstaculizados por la corrupción, las deficiencias en la recopilación de información y análisis, lo anticuado de su sector judicial, y la falta de voluntad política”.

Belice está situado en la ruta de la cocaína de Suramérica hacia los Estados Unidos. Aproximadamente 10 toneladas de cocaína (con un valor en la calle de más de quinientos millones de dólares) pasa a través de Belice todos los años. A pesar de los millones de dólares que se invierten anualmente en la policía y en la ayuda militar de los EE.UU., además de las contribuciones de Canadá y del Reino Unido, las fuerzas de seguridad de Belice y la guardia  costera continúan estando insuficientemente equipadas. El país carece de sistemas de radar básicos para rastrear vuelos no autorizados, los militares no tienen helicópteros, y las comunicaciones de telefonía móvil no pueden ser interceptadas. El ministro de Policía reconoce estas deficiencias al afirmar que “en términos de herramientas y de tecnología seguimos operando como en los años sesenta”.

Belizes_seat_at_the_UNBelice y las Naciones Unidas

En los últimos años, Belice ha adoptado una posición prometedora proactiva que hace hincapié en el tema de la reforma de drogas entre la comunidad internacional. En noviembre de 2012, Belice fue uno de los siete países de América Latina que impulsó una moción para una asamblea general de la ONU para debatir enfoques alternativos a la guerra contra las drogas. La idea fue propuesta inicialmente en septiembre de 2012, cuando México, Guatemala y Colombia emitieron una declaración conjunta cuestionando la eficacia de las actuales leyes y estrategias antidrogas. La resolución recibió el apoyo de 95 países presentes en una reunión de la Asamblea General de noviembre de 2012, y la cumbre de la política de drogas (UNGASS sobre drogas) está programada para abril de 2016.


8. ¿Qué rol ha jugado la sociedad civil en el debate sobre las drogas?

En particular, la Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas de Belice se desarrolló con el aporte y la participación de más de 40 participantes con un enfoque sectorial múltiple. Los siguientes organismos no gubernamentales e instituciones de la sociedad civil contribuyeron a la formación de la Estrategia:

• Consejo de Iglesias

• Profesionales del derecho

• Organizaciones no gubernamentales

• Centros de rehabilitación y tratamiento


9. Importantes documentos legislativos y de políticas de drogas de Belice

Documentos legislativos y gubernamentales

Belize National Anti-Drug Strategy 2000 - 2004 

Belize. Misuse of Drugs Act, Chapter 103, Revised edition 2000 showing the law as at 31st December, 2000

Belize Decriminalization of Marijuana Committee. Final Report 2015