Desconexión de la realidad y del conjunto del sistema

Revisión de la política de drogas de la ONU: desconectada de la realidad y del conjunto del sistema
09 March 2009

cnd2009En el momento en que dirigentes políticos de todo el mundo se dan cita esta semana en Viena para revisar la última década de fiscalización internacional de estupefacientes y establecer un marco para los próximos diez años con la firma de una declaración política, toda esperanza de avance o de un nuevo pragmatismo en los enfoques para abordar el problema mundial de las drogas se está desvaneciendo rápidamente.

La reunión de alto nivel de la ONU de los días 11 y 12 de marzo es la culminación de un proceso de dos años en que se han revisado los avances alcanzados con respecto a los objetivos y compromisos adoptados por la Asamblea General de la ONU en 1998. Ya está claro que no se ha logrado el objetivo clave de hace una década: ‘erradicar o reducir considerablemente’ las dimensiones de los mercados mundiales de estupefacientes ilegales como la heroína, la cocaína y el cannabis. El mercado de las drogas ilícitas no sólo no se ha reducido, sino que de hecho, en muchas partes del mundo, dicho mercado y los problemas asociados con él están desbocándose.

La Comisión de Estupefacientes (CND), el organismo de la ONU que se encarga de las políticas en materia de estupefacientes, está sin duda desconectada...

...de la realidad:

• las propias cifras de la ONU indican que actualmente hay más de 200 millones de consumidores de estupefacientes ilegales (cifra, además, que se suele considerar como un cálculo a la baja).

• el mercado mundial de las drogas genera unos beneficios anuales que superan los 300 mil millones de dólares y que acaban en los bolsillos de grupos de delincuencia organizada cada vez más poderosos.

• gobiernos elegidos democráticamente en países tan distintos como Afganistán, México y Guinea-Bissau luchan por mantener el control de sus propios territorios debido al impacto del comercio de las drogas y de las actividades delictivas que éste conlleva.

• más del 80 por ciento de la población mundial carece de acceso a analgésicos baratos y de sencilla producción debido a los controles a los que están sujetos por las convenciones de la ONU sobre estupefacientes ilegales.

A pesar de éstos y de muchos otros problemas irrefutables, la CND parece dispuesta a aprobar una declaración que habla de avances satisfactorios y no plantea nuevas estrategias.

... del resto del sistema de la ONU: 

• varias revisiones de las evidencias globales sobre la prevención del VIH/SIDA han llegado a la conclusión de que los enfoques de reducción del daño constituyen la mejor forma de abordar las epidemias asociadas al consumo de drogas por vía intravenosa.

• los enfoques de reducción del daño son aceptados y promovidos por el conjunto de la profesión dedicada a la salud pública, todos los organismos multilaterales con la misión de luchar contra la pandemia mundial del SIDA –ONUSIDA, la Organización Mundial de la Salud, el Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria– y todas las demás agencias y comisiones de la ONU.

A pesar de este consenso basado en las evidencias científicas, la CND, adoptando una postura de terco aislacionismo, ha votado por excluir toda referencia a la reducción de los daños en su declaración. La CND parece decidida a negar la misma existencia de un conjunto de prácticas que se está aplicando con buenos resultados en más de 80 países de todo el mundo.

Más de 300 ONG que trabajan en el campo de la prevención, el tratamiento y las políticas de drogas han presentado un llamamiento consensuado para que la ONU afronte el consumo de drogas como una cuestión de salud pública y derechos humanos y no como un tema de justicia penal. Muchos altos cargos de la ONU –entre los que estarían los principales responsables de ONUSIDA y el Fondo Mundial, y los relatores especiales de la ONU sobre tortura y salud– han emitido llamamientos parecidos en los últimos meses. Todos ellos han sido ignorados por la CND.

Afortunadamente, algunos gobiernos han puesto en tela de juicio esta autocomplacencia y prevén hacer constar sus objeciones sobre algunos aspectos de la declaración política esta semana.

El IDPC insta a todas las delegaciones nacionales en Viena a ir aún más lejos, negándose a refrendar la declaración y exhortando a que se emprendan más iniciativas en todo el sistema de la ONU para encontrar una respuesta más eficaz al problema mundial de las drogas.

Mike Trace, presidente del Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas (IDPC) y ex vicecoordinador del organismo de lucha contra las drogas en el Reino Unido, manifestó hoy:

“Esta revisión de alto nivel debería haber brindado una oportunidad para que la comunidad internacional equilibre, modernice y humanice el sistema de fiscalización de estupefacientes; necesitamos alejarnos de la ‘guerra contra las drogas’ para centrarnos en reducir los riesgos sanitarios y los problemas sociales asociados al consumo y los mercados de drogas.

“Lamentablemente, las negociaciones han desembocado en una declaración política aguada e incoherente que aboga por seguir con las mismas estrategias ineficaces y a menudo contraproducentes, lo cual garantiza que se pierda esta oportunidad de avanzar realmente, esta oportunidad de salvar miles de vidas.

“La Comisión de Estupefacientes ha demostrado que no está en sintonía con el resto del sistema de la ONU, con las opiniones de profesionales y expertos, y con la realidad experimentada por millones de ciudadanos de a pie de todo el mundo.”

ENDS

Notas para redactores:

Para más información o para organizar entrevistas con el presidente del IDPC o cualquier otro portavoz de nuestra red, póngase en contacto con Ruth Goldsmith, responsable de prensa de DrugScope (asociación afiliada al IDPC) en ruthg@drugscope.org.uk, o en 020 7520 7559 / 07801 845192.

El IDPC ha elaborado un dossier de prensa especial sobre la reunión de alto nivel de esta semana, con artículos escritos por expertos en políticas de drogas, derechos humanos y salud pública, en que se analizan cuestiones clave sobre los fracasos de la actual política internacional de drogas. Para obtener una copia, póngase en contacto con ruthg@drugscope.org.uk

Sobre el IDPC

El Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas (IDPC) es una red mundial integrada por 32 ONG nacionales e internacionales que está especializada en cuestiones relacionadas con el uso y la producción de drogas ilegales. El Consorcio trabaja para fomentar un debate objetivo y abierto sobre la eficacia, la dirección y el contenido de las políticas de drogas en el ámbito nacional e internacional, y apoya las políticas que se fundan sobre evidencias científicas que reducen eficazmente el daño relacionado con las drogas. Para más información: www.idpc.info

Sobre la CND

Para más información sobre el 52º período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes: http://www.unodc.org/unodc/en/commissions/CND/session/52.html

Comunicado de prensa
Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas (IDPC)
Lunes, 9 de marzo de 2009