Cannabis en la ciudad

Reforma de políticas de abajo arriba para la regulación del cannabis
20 March 2019
Policy briefing

Con el fin de comprender mejor la situación y las posibilidades de regulación a escala local y regional, se elaboró una serie de informes de seis países, que presentan el contexto necesario para un informe analítico más general. Los informes de país ofrecen información en detalle sobre la situación en que se encuentra la política de cannabis, así como sobre las posibilidades de cambio a escala nacional. En este informe, se presentan algunas de las conclusiones y consecuencias clave que se derivan de los diversos estudios y que son relevantes para los ámbitos de la formulación de políticas y la incidencia en materia normativa.

Puntos clave

  • En un momento en que Gobiernos de todo el mundo están estudiando nuevas políticas en materia de cannabis, el debate sobre la regulación del cannabis recreativo a escala nacional en Europa se encuentra en un punto muerto en la mayoría de los países.
  • Los Gobiernos nacionales de Europa están sujetos a obligaciones internacionales —los tratados de fiscalización de drogas de las Naciones Unidas (ONU) y la legislación de la Unión Europea (UE)— que limitan su margen de maniobra, en especial en lo que se refiere al suministro de cannabis (no medicinal).
  • Un estudio de seis países europeos (Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Países Bajos y Suiza) reveló una gran diversidad de iniciativas de alcance municipal y regional, que respondían a la situación de ‘estancamientoí en la regulación del cannabis recreativo.
  • Las ciudades asumen unos costes sustanciales a raíz de las políticas prohibicionistas y tienen la capacidad de actuar como ‘laboratorios' para generar políticas innovadoras (como lo hicieron, por ejemplo, con el desarrollo de las políticas de reducción de daños en la década de 1990), pero, para este fin, se necesita una nueva legislación que los Gobiernos nacionales se muestran poco dispuestos a promulgar.
  • Desde fines de la década de 1960, y ante la imposibilidad de erradicar el uso de cannabis, en Europa ha prosperado cierta tolerancia hacia esta droga y una tendencia a distinguir entre drogas ‘blandas' y ‘duras'. Los seis países estudiados se han decantado por lo que se conoce como ‘deserción blanda' del régimen prohibicionista, pero el suministro de cannabis se ha mantenido estrictamente prohibido.
  • En la práctica, suelen ser las autoridades locales las encargadas de gestionar las ‘zonas grises' que se derivan de las deserciones blandas y de las brechas en la política del Gobierno.
  • Varias ciudades y autoridades regionales están buscando oportunidades para regular el cannabis. Algunas autoridades subnacionales en los países del norte de Europa están apostando por proyectos experimentales o piloto con mercados regulados de cannabis recreativo, con diferentes niveles de éxito.
  • El punto de partida para regular los mercados de cannabis recreativo es distinto en cada uno de los seis países analizados. Los Países Bajos y España cuentan con sistemas de dispensarios a partir de los que se podría estructurar una regulación. En otros países, las autoridades locales deben empezar desde cero.
  • La adaptación local y la gobernanza multinivel podrían ofrecer marcos de políticas para que las personas responsables de formular las normas de la UE incorporen mejor las demandas de las autoridades locales y apoyen la elaboración de políticas de drogas más adaptadas al entorno local, al tiempo que mantienen los beneficios de la cooperación a escala europea en algunos ámbitos clave.