Socios menos silenciosos

17 မတ်လ 2008
En su discurso ante el Foro de ONG de la Comisión de Estupefacientes del miércoles 12 de marzo, el señor Antonio Maria Costa, director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) subrayó que no necesita a las ONG como “socios silenciosos” e instó a que se le cuestionaran sus opiniones. Sin embargo, cuando alguien le cuestionó realmente, se negó a contestar la pregunta.
စာေရးသူ

Frederick Polak, un respetado psiquiatra neerlandés, planteó la siguiente pregunta en la reunión del Foro de ONG de Viena: “En los Países Bajos, el cannabis está al alcance de cualquier adulto mayor de 18 años que lo desee. De forma que no hay restricciones sobre el consumo personal de cannabis ni sobre la posesión de pequeñas cantidades. A pesar de ello, los niveles de consumo en los Países Bajos son inferiores a los de los países que nos rodean (…) Me gustaría saber cómo explica esto, porque es contrario a la teoría de la prohibición de las drogas”.

Costa esquivó la pregunta, aludiendo a cifras erróneas sobre los coffee shops y distorsionando el actual debate en los Países Bajos. Después dio por terminada la discusión.

Uno no puede dejar de preguntarse qué sucedería si el señor Costa tratara a uno de los delegados de un país con la misma arrogancia. Al parecer, considera que los representantes de las ONG pueden ser tratados como ‘lunáticos’, término que empleó para referirse a los asistentes de la Conferencia Internacional sobre Reforma de Políticas de Drogas 2007 organizada por la organización Drug Policy Alliance (DPA) en Nueva Orleáns en diciembre del año pasado.

En su favor, habría que reconocer el hecho de que aceptara la invitación a asistir a esta conferencia de la DPA, un foro que no es especialmente receptivo a su mensaje. En la conferencia, a Costa se le hizo esta misma pregunta. El quid de la cuestión era concretamente que los Países Bajos cuentan con una oferta libre de cannabis pero presentan unos bajos niveles de consumo (europeos). La respuesta de Costa consistió en acusar a los Países Bajos de ‘contaminar al resto de Europa’ con su producción de anfetaminas.

Tras una protesta formal del Gobierno neerlandés, Costa tuvo que escribir una carta para pedir disculpas por sus comentarios. (Véase, en inglés: la grabación sonora de Question & Answer with Dr. Antonio Maria Costa at the DPA conference; UNODC director (lamb) addresses the DPA (slaughter) en Transform Drug Policy Foundation Media Blog, y Mr. Costa Meets the Opposition en Drug War Chronicle).

Lunes, 17 de marzo, 2008