La recuperación de los servicios públicos

Cómo ciudades y ciudadanía están acabando con las privatizaciones
23 June 2017
Report

Las privatizaciones están fracasando. En todo el mundo, la gente está devolviendo a manos públicas servicios esenciales. Los servicios públicos deben servir a las personas, no a los fines de lucro.

De Nueva Delhi a Barcelona y de Argentina a Alemania, miles de políticos, funcionarios públicos, trabajadores y sindicatos, y movimientos sociales están trabajando para reivindicar o crear servicios públicos que satisfagan las necesidades básicas de las personas y respondan a los desafíos ambientales.

Normalmente, lo hacen en el ámbito local. Nuestro estudio demuestra que en los últimos años se han producido al menos 835 casos de (re)municipalización de los servicios públicos en todo el mundo, que afectan a más de 1600 ciudades en 45 países.

¿Por qué hay comunidades de todo el mundo que están recuperando servicios básicos que antes gestionaban operadores privados y volviendo a situarlos en el ámbito de lo público? Este tipo de iniciativas —de lo que se conoce como “remunicipalización”, es decir, la recuperación de servicios desde el ámbito municipal o local— responden a muchos y diversos motivos: el objetivo de acabar con las prácticas abusivas o el incumplimiento de las normas laborales por parte del sector privado, el deseo de reconquistar el control de la economía y los recursos locales, el afán de ofrecer a las personas unos servicios asequibles, o la intención de poner en práctica unas estrategias ambiciosas a favor del medioambiente o de la transición energética, por citar algunos.

Las remunicipalizaciones están ganando terreno tanto en ciudades pequeñas como en grandes capitales, siguiendo distintos modelos de titularidad pública y con distintos niveles de implicación por parte de la ciudadanía y la propia plantilla del servicio. Sin embargo, pese a la gran pluralidad de experiencias, se puede dibujar un panorama con un denominador común: es posible recuperar o construir unos servicios públicos eficaces, democráticos y asequibles. El constante deterioro de la calidad de los servicios y el incremento de los precios no es algo inevitable. Por ese motivo, cada vez son más las comunidades y las ciudades que están acabando con las privatizaciones y volviendo a poner en manos públicas servicios esenciales

Conclusiones fundamentales

  1. Hay mejores soluciones que limitarse a apostar por incrementar las privatizaciones
  2. Las remunicipalizaciones son algo más habitual de lo que se cree, y funcionan
  3. La remunicipalización funciona como una respuesta local a la austeridad
  4. La remunicipalización es una estrategia clave para la transición energética y la democracia energética
  5. A las autoridades locales, a la postre, les resulta más barato retomar el control de los servicios
  6. La remunicipalización promueve servicios públicos mejores y más democráticos
  7. Las remunicipalizaciones ofrecen 835 razones más para luchar contra los acuerdos de comercio e inversión
  8. Lecciones aprendidas: ante todo, no privatizar
  9. La remunicipalización brinda la oportunidad de crear estructuras de propiedad pública innovadoras, diversificadas y democráticas
  10. Las ciudades y los grupos ciudadanos que apuestan por la remunicipalización están colaborando y tejiendo redes

Publicado en colaboración con Observatoire des Multinationals, Cámara Federal del Trabajo de Austria (AK), Federación Sindical Europea de Servicios Públicos (FSESP-EPSU), Ingeniería Sin Fronteras Cataluña (ISF), Internacional de Servicios Públicos (ISP-PSI), Unidad de Investigación de la Internacional de Servicios Públicos (PSIRU), We Own It, Sindicato de Empleados Municipales y Generales de Noruega (Fagforbundet), Sindicato Canadiense de la Función Pública (SCFP-CUPE) y Proyecto Servicios Municipales (MSP-Canadá).

Download: 
Resumen en español(pdf, 3.87 MB)
Average time to read: 
20